Sao Paulo celebra uno de los carnavales más coloridos del mundo

Sao Paulo celebra uno de los carnavales más coloridos del mundo

 Desde un barco de esclavos negros que navega al ritmo de la samba hasta musas griegas e iconos del cine de terror que cantan a la felicidad, en el carnaval de Brasil todo lo inimaginable es posible y hoy se hizo realidad en el sambódromo de Sao Paulo durante el desfile de sus primeras escuelas.

“Mi filme trae escenas de pavor a cada instante. Es tiempo de brujería, la magia está en el aire”, cantaban al unísono las más de 2.500 personas que integraron el desfile de Independiente Tricolor, que inauguró la noche en la pista paulista.

El “enredo”, como se conoce popularmente las historias que vertebran los desfiles, comenzó con unos caballeros templarios sobrepasados por una corte real transformada en zombi y a la que le siguieron con el mismo compás todo tipo de monstruos.

Los más de 3.000 componentes de la escuela se desgañitaron cantando a capela su samba en un mar de azules y blancos por los que navegó una espectacular carroza de 35 metros que emuló un navío de esclavos negros, como tantos que llegaron en el pasado a las costas Maranhao, entre otros puntos, procedentes de África.

Lea también: Oreslan arrasó en las Victorias de la Música francesa

Atados con enormes cadenas doradas, grandes estatuas de esclavos se fundían con los bailarines que danzaban de manera desenfrenada para nunca olvidar las (sufridas) raíces de este país, de población mayoritariamente negra.

Cerraron la velada, de casi ocho horas, Rosas de Ouro, que mezcló la samba con el “sertanejo” (country brasileño) y llevó a la palestra la vida de los camioneros, y Tom Maior que contó la historia de Leopoldina, primera emperatriz consorte de Brasil en el siglo XIX.

Fuente: EFE