Acnur Venezuela: Los venezolanos no son refugiados

Acnur Venezuela: Los venezolanos no son refugiados

El representante del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Venezuela, Julio Roberto Meier, precisó este lunes que en el último documento del organismo no se otorga el estatus de “refugiados” a los migrantes venezolanos, sino que busca exhortar a los países receptores a garantizarles el acceso a los derechos básicos.

“Esto es un documento para todos los países donde están llegando los venezolanos, los cuales no tienen que ser discriminados, tampoco ser sujetos de actitudes racistas, xenofóbicas, y quienes son sujetos de derecho. Es recordarles a los gobiernos que deben responder de una forma adecuada. (…) Los venezolanos no son refugiados”, dijo Meier.

Asimismo, detalló que actualmente al menos 9 % de las solicitudes de refugio son de venezolanos, de 80 mil que maneja la organización, y que “estos casos están siendo estudiados”.

Meier puntualizó que los refugiados son sujetos de protección internacional, de acuerdo con la convención de Cartagena, adoptada por los países de Latinoamérica, y son personas que salen de su país perseguidos por motivos de raza, sexo, religión o guerras.

Lea también: Acnur cataloga a migrantes venezolanos como “refugiados” ante el mundo

El funcionario resaltó que el organismo está enfocado en solicitar “mecanismos de solidaridad” para los migrantes. Además, recordó que Venezuela recibió a muchos extranjeros y de inmediato les dio acceso a la salud, a la educación, al trabajo, “y ese es el espíritu de (la convención de) Cartagena aplicada”.

Meier sostuvo que la Acnur en el país solo puede trabajar en un “canal humanitario” si el Gobierno o el Ejecutivo lo solicita.

Entre los puntos contenidos en el documento titulado “Nota de Orientación sobre el flujo de venezolanos”, la agencia pidió garantizar a los migrantes venezolanos estándares mínimos de legalidad y acceso a los trámites pertinentes en el país de destino. También solicita que se les dé acceso a derechos básicos, como salud, educación, unión familiar, libertad de circulación, albergue y trabajo; y evitar la deportación o expulsión.

Con información de Panorama

Share this post