El Salvador recuerda al beato Óscar Arnulfo Romero

El Salvador recuerda al beato Óscar Arnulfo Romero

Este sábado, feligreses salvadoreños, romeristas y habitantes de diferentes Comunidades Eclesiales de Base recordaron el legado del beato Óscar Arnulfo Romero, en una misa en la capilla del hospital de cáncer Divina Providencia de San Salvador, oficiada por el sacerdote Juan Chopin.

Durante el acto religioso, Chopin llamó a los asistentes a vivir bajo el resguardo de Romero, aplicar en el día a día el legado dejado por el beato y orar constantemente para que el mártir interceda por el pueblo salvadoreño, afectado, principalmente, por la violencia generada por las pandillas.

El religioso también pidió a los feligreses que oren por el alma de Romero y porque su pronta beatificación permita “que todos los salvadoreños nos unamos y enfrentemos juntos los problemas que afectan al país”.

Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un escuadrón armado de la derecha mientras oficiaba misa en la capilla del hospital de cáncer Divina Providencia de San Salvador, en los días previos al estallido del conflicto armado salvadoreño (1980-1992).

Un informe de la Comisión de la Verdad de la ONU de 1993 determinó que el exmayor del Ejército y fundador del partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Roberto D’Aubuisson, dio la orden de asesinar al religioso.

El Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador reabrió en mayo de 2017 el proceso penal contra un capitán del Ejército, Álvaro Rafael Saravia, único acusado del magnicidio y en paradero desconocido.

El pasado 7 de marzo, el papa Francisco firmó el decreto del milagro por intercesión del arzobispo de San Salvador Óscar Arnulfo Romero, lo que permite la canonización del mártir.