Escasez de efectivo frenó salida de temporadistas

Escasez de efectivo frenó salida de temporadistas

Las dificultades en el acceso a dinero efectivo fueron desde ayer otro de los obstáculos que frenaron el tradicional éxodo de temporadistas en terminales terrestres del país. Las denuncias de irregularidades con la venta de los boletos se repitieron en La Bandera y en el Terminal de Oriente, al igual que en las centrales privadas.

En La Bandera ninguna de las taquillas permitía la adquisición de boletos por punto de venta, con el alegato de fallas en el sistema. Además, todos los destinos ofrecen pocos cupos y a precios muy por encima de los fijados en Gaceta Oficial, hasta 750% por arriba, indicaron pasajeros.

“Llegué a las 6:00 am a ver si podía salir a San Juan y ya a esa hora empezaron a decir que los puntos estaban malos. El que no tenga efectivo no puede viajar en Venezuela. Aparte, si traes efectivo el precio es más caro, mi boleto cuesta en Gaceta Oficial 70.000 bolívares y lo venden en 500.000 bolívares”, afirmó Carolina Vegas, usuaria y empleada de una dependencia del Ministerio del Interior, Justicia y Paz, que tras la decisión gubernamental adelantó su viaje.

Aunque la afluencia de pasajeros fue baja, en comparación con otros años, empleados de la dependencia de la Alcaldía del Municipio Libertador, que pidieron mantener sus nombres en reserva, aseguraron que esperan aumente entre semana, pese a las deficiencias del terminal. Los baños no funcionan, el estacionamiento muestra avanzado deterioro y la seguridad es inexistente.

En el de Oriente los altos precios y la poca disponibilidad para rutas como Anaco, Carúpano y Puerto La Cruz fueron la queja recurrente, a la que se sumó la ausencia de transporte para trasladarse de la central terrestre hasta el Metro o cualquier otra zona de la ciudad, por lo que usuarios debían caminar.

“Los precios están muy altos, pero tampoco hay carros suficientes, todos los viajes salen de noche, con el riesgo que eso implica. Viajar por aquí es una calamidad porque además no hay cómo salir ni llegar, hay que caminar por la autopista a ver si pasa una camionetica”, contó Luis Zambrano.

En Rodovías y Aeroexpresos Ejecutivo la sostenida carencia de unidades es el principal problema, por lo que cada vez ofrecen menos horarios. Las ventas anticipadas vía Internet fueron suspendidas hace más de un año, por lo que dejaron de ser una opción segura y cómoda, según el testimonio de pasajeros habituales.