Netanyahu fue nuevamente interrogado por caso de corrupción en Israel

Netanyahu fue nuevamente interrogado por caso de corrupción en Israel

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, fue interrogado nuevamente este lunes en su residencia oficial en Jerusalén, en el marco de una investigación judicial relacionada con un caso de corrupción que involucra al gigante israelí de las telecomunicaciones, Bezeq, y su plataforma de contenidos Walla, donde también comparecieron su esposa, Sara, y el hijo de ambos, Yair.

Netanyahu es sospechoso de haber concedido como ministro de Comunicaciones ventajas por un monto de hasta 1.000 millones de shéquels, equivalentes a unos 230 millones de euros, a la mayor empresa de telecomunicaciones de Israel, a cambio de que un medio perteneciente a esa compañía publicara información positiva sobre él. De acuerdo a la prensa loca, también es acusado de haber obstaculizado las investigaciones.

Por su parte, Sara y Yair fueron interrogados en las oficinas de la Unidad de Delincuencia Económica Nacional, Lahav 433, en la ciudad de Lod, al sureste de Tel Aviv.

Lea también: Abogados de Puigdemont se preparan “para todos los escenarios” en Alemania

Un portavoz policial confirmó que “las unidades de investigación están llevando a cabo diversas pesquisas” con la supervisión del fiscal general del Estado, sin especificar nombres “porque la investigación está en curso”.

Según un diario local, Sara y Yair mantuvieron un careo con el exasesor de prensa del primer ministro y ahora testigo de Estado, Nir Hefetz, mientras que a Netanyahu se le presentaron extractos de la confesión de Hefetz y se le pidió responder a ellos. También el gerente general y mayor accionista de Bezeq, Sahul Elovitch, y su esposa, fueron interrogados

Sara y Yair son investigados por presuntamente ejercer presión para lograr una cobertura más positiva para la familia. Si bien es la segunda vez que Netanyahu declara por este caso, se trata en realidad del noveno interrogatorio al que se somete desde enero de 2016, por diversos casos de corrupción.

Netanyahu ha negado reiteradamente todos los cargos y atribuye las “falsas acusaciones” a una “campaña de persecución” contra él y su familia.

Con información de DW / EFE