Turismo colombiano apuesta por la paz

Turismo colombiano apuesta por la paz

Colombia apuesta al sector turístico para consolidar la paz a través de la reconversión económica de aquellos territorios que en el pasado fueron golpeados por la violencia, afirmó en entrevista con dpa la viceministra de Turismo del país, Sandra Howard Taylor, durante la feria ITB que tiene lugar en Berlín.

El programa “Turismo, paz y convivencia” fue una iniciativa lanzada por el Gobierno colombiano en el año 2013 en cuatro pequeñas comunidades: Ciudad Perdida, Sierra de La Macarena, Golfo Urabá – Darién y Valle de Sibundoy y Mocoa. Tras la firma del acuerdo de paz con las FARC a fines de 2016, la misma fue ampliada y hoy alcanza a 132 municipios.

La utilización del turismo como herramienta para la reconversión económica de las comunidades afectadas por la violencia armada ha posibilitado que hoy muchos de esos territorios se consoliden como territorios de paz, según Howard Taylor.

“Fue una opción muy concreta para que los miembros de esas poblaciones se quedaran en las tierras que conocían tan bien, haciendo las actividades que les eran propias, y que no se viesen obligados a emigrar hacia las ciudades”, detalló la funcionaria.

“El turismo les brinda la posibilidad de generar un ingreso local que se queda en esas comunidades”, agregó. El objetivo original, según la ministra, fue detectar cuáles eran los territorios que tenían una vocación turística y ayudarlos a reconstruir el tejido social, desarrollar emprendimientos y, sobre todo, darles un incentivo para que se mantengan dentro de la legalidad.

Además de colaborar con el establecimiento de una paz duradera, en muchos casos la iniciativa ha derivado en el desarrollo del turismo sostenible, ya que muchas de esas personas se han convertido en guardianes del medio ambiente.

“Personas que antes eran taladores de bosques se han convertido en guardianes de bosques. Personas que antes brindaban alojamiento a guerrilleros, hoy ofrecen servicios hoteleros. Personas que antes trabajaban con grupos al margen de la ley ahora son, por ejemplo, guías turísticos en sus territorios. Y esto vale tanto para víctimas como para victimarios”, apuntó Howard Taylor.

La viceministra se refirió a su vez al crecimiento exponencial que ha significado para el sector la firma de los acuerdos de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla FARC a fines del 2016 y habló de un cambio de la tendencia en la forma en la que el mundo ve a Colombia como destino turístico.

Lea también: Fundadora de la primera revista turística en México publicó libro acerca del muralista Diego Rivera

“Fue un cambio en el ‘chip’ que las personas tenían sobre Colombia, y este fenómeno ya ha tenido efectos en el número de extranjeros que llegan al país y en el número de colombianos viajando y recorriendo también su territorio”, explicó Howard Taylor.

En efecto, el año 2017 registró un crecimiento inédito del turismo en el país, con un 28 por ciento más de afluencia de turistas extranjeros. “Esto quiere decir que Colombia está creciendo cuatro veces al ritmo en el que crece elturismo de la región y del mundo”, afirmó. “No tenemos otra explicación que el cambio en la situación política tras los acuerdos de paz”, agregó.

Dicho desarrollo del sector turístico podría sin embargo verse afectado por los atentados perpetrados con el grupo ELN, con el cual aún el Gobierno no ha logrado sellar un acuerdo.

Sobre este punto, la funcionaria admitió que no se trata de una situación deseable, pero matizó los efectos que podría tener sobre el turismo: “Finalmente lo que se ha demostrado es que ya no existe el estigma de la guerra frente a Colombia. La mayoría de la gente entiende que este tipo de episodios de violencia son algo aislado, que ocurre de manera localizada”.

Lo más importante, destacó, es que hoy en día las comunidades son las principales aliadas del Gobierno en materia de seguridad y en materia de acompañamiento del turista, al que le hacen sentir que está en un sitio en el que es bienvenido, donde se lo recibe con calidez y donde tiene muchas cosas positivas para hacer.

“Hoy en día son estas comunidades las que más reclaman que estos grupos no sigan actuando en sus zonas de influencia, porque saben que serán las primeras perjudicadas”, concluyó.

Colombia está presente en la edición número 52 de la Feria Internacional de Turismo de Berlín (ITB) con un estand que combinó sabores regionales, clases de salsa y shows musicales. Bajo el lema “Colombia, tierra de la sabrosura”, buscará seguir apuntalando al sector turístico durante el año 2018.

Fuente: DPA

Share this post