Decreto petrolero

Decreto petrolero

El Decreto Presidencial # 3368, del pasado 12 de abril, establece un régimen especial y transitorio a la Industria Petrolera y todas sus filiales y autoriza al Ministro del Poder Popular del Petróleo, con una serie de facultades extraordinarias, para aumentar la capacidad de producción.

Estas plenipotenciarias amplias facultades otorgadas, en forma exclusiva y excluyente, al ministro de Petróleo, comprenden poderes extraordinarios, que le autorizan, entre otras, a crear, suprimir o efectuar modificaciones en las empresas, incluida Pdvsa y sus filiales y en los estatutos constitutivos; igualmente lo autoriza, a la compra directa de crudos y productos refinados, materiales, equipos, a la contratación directa de obras de infraestructura, entre tantas otras.

Leer también: ¿Antesala de cuál cambio?

El Decreto con vigencia hasta el 31 de diciembre de este año, prorrogable por un año, establece la obligación de informar, trimestralmente, al presidente de la República y notificar al contralor. Leímos, el domingo pasado, en el diario El Universal que “Pdvsa presentó a sus socios externos decreto especial” donde informaron a los representantes de: Total, Statoil, Chevron Rosneft, CNCP, y Petrocedeño, el decreto aludido. Llama la atención que no haya sido una información global y pública y que no mencione la obligación, de la participación nacional, en las obras y servicios.

La emisión de este Decreto, es la aceptación, de que el manejo político del negocio petrolero, con la casi cuatriplicación de sus trabajadores; limitaciones impuestas a sus socios, con abundantes procedimientos y autorizaciones internas, así como la de usar los equipos de sus otras filiales, complican y retrasan el levantamiento de la producción.

Como venezolano, solo puedo desear el éxito de nuestra principal industria, pero la realidad es que teniendo el Estado la mayoría accionaria, solo exhibe unos pobres resultados económicos y una precaria situación que requerirán de novedosas asociaciones privadas, donde el Estado, pase a ser minoritario, mantenga una acción dorada.

Edgard Romero Nava

Share this post