China prueba inteligencia artificial para corregir exámenes

China prueba inteligencia artificial para corregir exámenes

China está apostando por la inteligencia artificial, y las aulas son espacios en los que la IA puede operar para mejorar la labor de los profesores y garantizar el éxito del alumnado. Con ese objetivo se ha creado una inteligencia artificial que corrige exámenes, entre otras tareas, y que ya está actuando en centros chinos.

Leer también: Crean la primera criptomoneda ecológica llamada BitcoinClean

Esta inteligencia artificial de los colegios lleva 10 años de desarrollo, lo que le permite contar con un buen ”fondo de armario” para analizar los trabajos y exámenes del alumnado y, así dar una calificación.

Gracias al deep learning y al aprendizaje continuo, la inteligencia artificial que opera ya en 60.000 instituciones a lo largo y ancho del país ”lee” los trabajos que los profesores suben a una base de datos común. Ya es capaz de corregir textos en chino e inglés y, además, no solo se encarga de dar una nota.

Esta IA ”educativa” es capaz de sugerir y recomendar a los alumnos diferentes procedimientos o acercamientos a un texto o prueba para que consigan éxito, o mejores resultados, la próxima vez.

Así, es capaz de reconocer no solo si el contenido es el correcto o no, sino también el estilo, las estructuras gramaticales y hasta si los alumnos rellenan párrafos, demostrando querer alargar el texto al no tener mucha idea del tema tratado. Vamos, que esta IA sabe si los alumnos se van por las ramas o responden de forma concisa.

Eso sí, parece bastante dura, ya que la IA corrigió un artículo del Washington Post de 2015 al que otorgó un 71,5 sobre 100, deduciendo que había inconsistencias en el ritmo y el foco del texto.

Ahora bien, cuando hay un humano de por medio, corrigiendo los exámenes, siempre puede haber un fallo que se supla rápidamente en una revisión. Pero… ¿qué pasa cuando falla la IA? En un test en el que se vieron envueltos 120 millones de alumnos, la inteligencia artificial estuco de acuerdo con los humanos el 92% de las veces.

Esto significa que un 8% de las veces, ”falló” o evaluó con otro criterio. Aunque parezca un fallo menor, cuando la muestra es de tantos millones, un 8% es una cantidad bastante grande. Eso sí, sus responsables trabajan a diario para ”afinar” esta inteligencia artificial que haga la vida más fácil a los profesores.

Y es que, si los educadores invierten menos tiempo en corregir, pueden preparar mejor las clases y diseñar métodos de aprendizaje dinámicos que enganchen al alumnado.

Fuente: Computer Hoy

Share this post