Despacito… Puerto Rico, abierto para unas inolvidables vacaciones

Despacito… Puerto Rico, abierto para unas inolvidables vacaciones

Tras el devastador huracán María que le afectó el pasado otoño, la isla caribeña está ya lista para recibir de nuevo al los viajeros.

La que fuera la última colonia española (hasta 1898) y que actualmente es un territorio norteamericano bajo un Estado Libre Asociado de EEUU, ofrece al visitante monumentos históricos, una cultura musical conocida en todo el mundo y playas salvajes y urbanas. Todo en un entorno social único que mezcla el mundo anglosajón con una fuerte identidad hispana que se nota en la música, el carácter y el idioma.

El viejo San Juan era, junto con Cartagena de Indias, Santo Domingo y Panamá una de las fortalezas claves del imperio español, cuando este dominaba el comercio atlántico. De aquella época, queda mucho aun en pie. Los muros de la ciudad y sus principales edificios siguen en pie aunque, ahora, en lugar de albergar militares son invadidos cada día por miles de turistas.

Lea también: Estas son las aerolíneas más baratas en España en 2018

El Castillo de San Felipe del Morro y El fuerte San Cristóbal con sus espectaculares vistas al Caribe son dos de las visitas obligadas del Viejo San Juan. El fuerte San Jarónimo queda justo antes de entrar a la isleta del Viejo San Juan y colinda por un lado con la laguna de San Juan y por otro con el Atlántico. Para hacerse una idea en este entorno, y en las playas que rodean la península en la que se sitúa la ciudad antigua hay que señalar que aquí se rodó la película Piratas del Caribe. No defraudan. La entrada cuesta 7 euros y permite entrar a ambos monumentos en un plazo de 24 horas. Se ofrecen visitas guiadas (consultar hora) gratuitas que los dan guardaparques oficiales y, que además de las explicaciones, permiten entrar en zonas no abiertas al público.

Información de El Nuevo Herald

Share this post