EE UU responderá “recíprocamente” a la expulsión de diplomáticos en Venezuela

EE UU responderá “recíprocamente” a la expulsión de diplomáticos en Venezuela

El secretario de Estado de Estados Unidos (EE UU), Mike Pompeo, afirmó este miércoles que su Gobierno responderá “recíprocamente” a la expulsión de los dos diplomáticos estadounidenses de mayor rango en Venezuela, y avisó de que su respuesta podría ser incluso más amplia, aunque no ofreció detalles.

“Hemos recibido una notificación formal, responderemos de manera apropiada, recíprocamente, quizás más que eso, apropiadamente. Continuamos vigilando al régimen de (Nicolás) Maduro y su destructivo comportamiento contra el pueblo de Venezuela”, dijo Pompeo durante una comparecencia ante el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.

El presidente venezolano dio este martes 48 horas para dejar el país al encargado de negocios de EE UU en Caracas, Todd Robinson, y a Brian Naranjo, que ejercía de jefe de la sección política de la Embajada.

Maduro, además, acusó a Robinson de participar en una conspiración militar, económica y política, así como de haber “violado la ley internacional de manera descarada”, y aseguró tener pruebas que presentará más adelante.

Por su parte, Robinson rechazó esas acusaciones, postura defendida también por el Departamento de Estado que calificó de “falsas” las acusaciones de Maduro.

Lea también: Unión Europea considera más sanciones al Gobierno venezolano tras elecciones

Adelantándose a la previsible expulsión del encargado de negocios venezolano en EE UU, Carlos Ron Ramírez, en virtud de la reciprocidad diplomática, Maduro lo nombró este martes como viceministro de Relaciones Exteriores para América del Norte y dejó vacante, de momento, el cargo en Washington.

Robinson llevaba menos de un año en Caracas y es el más alto representante estadounidense en Venezuela, dado que ambos países no intercambian embajadores desde hace ocho años, producto de la conflictividad que se ha mantenido en las relaciones diplomáticas desde el inicio del Gobierno de Hugo Chávez, en 1999.

Estados Unidos, igual que numerosos países, no reconoció la victoria de Maduro en las elecciones del domingo, en las que no participó el grueso de la oposición local por considerarlas fraudulentas.

Al respecto, Pompeo afirmó que su país “está imponiendo una nueva presión económica” al Gobierno venezolano “para ayudar a ese país a regresar a la democracia” y aseguró también que está trabajando con “los socios regionales con ideas afines para que hagan lo mismo”.

Justo antes de las elecciones del domingo, EE UU sancionó al vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, y el lunes el presidente, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva que limita la capacidad del Gobierno de Maduro para vender deuda y activos públicos en territorio estadounidense.

Con información de EFE

Share this post