El príncipe Enrique y Meghan Markle se dieron el “sí” y todo volvió a la normalidad

El príncipe Enrique y Meghan Markle se dieron el “sí” y todo volvió a la normalidad

Windsor ha vuelto a la normalidad luego de la cita que se dieron más de 100 mil personas a la boda del príncipe Enrique y la estadounidense Meghan Markle.

No se consiguen en las calles del pequeño pueblo de 30 mil habitantes, signos que delaten las celebraciones, solo las banderas británicas colgadas en las farolas ondean en los alrededores.

La policía de Thomas Valley, responsable en el condado de Berkshire, donde se ubica Windsor, solicitó un día antes de la boda que no se arrojaran papelillos que podrían complicar la limpieza de las calles.

Lea también: El príncipe Harry y Meghan Markle son declarados marido y mujer

Los recién casados fueron nombrados duques de Sussex por la reina Isabel II y luego de darse el “sí, quiero” en la capilla de San Jorge, salieron a hacer un recorrido por las calles de la localidad en una carroza descubierta, a la vista de los presentes, muchos tenían días acampados para observar el momento.

La pareja se casó ante 2.640 invitados.

Share this post