Países del G7 rechazaron reelección de Nicolás Maduro en Venezuela

Países del G7 rechazaron reelección de Nicolás Maduro en Venezuela

Los países que conforman el Grupo de los Siete (G7) rechazaron este miércoles el resultado de las elecciones presidenciales del pasado domingo en Venezuela, alegando que la victoria de Nicolás Maduro carece de “legitimidad y credibilidad”, y pidieron nuevos comicios.

En una declaración conjunta, los líderes de los siete países más industrializados (Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Estados Unidos), junto con la Unión Europea (UE), destacaron que “están unidos en rechazar el proceso electoral” del pasado 20 de mayo.

“No se han respetado las normas internacionales reconocidas y no se han asegurado las garantías fundamentales necesarias para un proceso inclusivo, justo y democrático. Por ende, esta elección y su resultado carecen de legitimidad y credibilidad”, señaló el comunicado emitido en Ottawa, Canadá.

Asimismo, denunciaron las elecciones presidenciales de Venezuela y su resultado, puesto que, a su criterio, “no representan la voluntad democrática de los ciudadanos venezolanos”

“El Gobierno venezolano ha perdido la oportunidad de realizar, con urgencia, una corrección política”, añade el documento.

Lea también: EE UU responderá “recíprocamente” a la expulsión de diplomáticos en Venezuela

Las elecciones presidenciales venezolanas fueron condenadas por la comunidad internacional, que las calificaron como “una farsa”. Maduro ganó con 68 % de los votos emitidos, pero las votaciones fueron boicoteadas por los principales partidos de la oposición y tuvieron una alta tasa de abstención.

Estados Unidos ya endureció las sanciones contra Venezuela después del domingo, mientras que la UE indicó que estaba sopesando nuevas medidas.

Los catorce países del Grupo Lima, entre ellos Brasil, Argentina y México, también se niegan a reconocer el resultado.

El G7 pidió al Gobierno de Maduro “restaurar la democracia constitucional en Venezuela, asegurar la celebración de elecciones libres y justas que puedan reflejar verdaderamente la voluntad democrática del pueblo, liberar de inmediato a todos los presos políticos, restablecer la autoridad de la Asamblea Nacional y garantizar un acceso pleno, seguro y sin obstáculos a los trabajadores humanitarios”.

Venezuela enfrenta una grave crisis social y económica, con una población que soporta la escasez de comida y medicinas, hiperinflación y éxodo de cientos de miles de ciudadanos.

Con información de AFP

Share this post