Increíbles inmersiones infinitas en las Bahamas

Increíbles inmersiones infinitas en las Bahamas

Con más de 700 islas agrupadas en 16 destinos diferentes a lo largo de 260,000 kilómetros cuadrados (km²) entre las costas de Florida y las de Haití, las islas Bahamas ofrecen uno de los lugares para inmersiones de buceo más bellos del mundo.

Las aguas cristalinas del Atlántico ofrecen en esas islas una sutil y constante variedad de azules y verdes, un matiz que tienen las piedras preciosas como la turquesa, la esmeralda o el jade, según la oficina de turismo de este archipiélago americano.

Además, estas islas tienen las aguas más limpias del planeta, una barrera de coral que es la tercera más larga del mundo, las algas que sobreviven con la luz encontrada a mayor profundidad y la concentración de ‘agujeros azules’ (cavidades verticales llenas de agua marina) más grande del planeta, concretamente en la isla de Andros, según la oficina de turismo de Bahamas.

Este archipiélago tiene 23 centros y 5 barcos de buceo homologados por la asociación de buceo Bahamas Diving Association.

Lea también: El turismo de cruceros es cada vez más popular y para públicos variados

Se puede practicar buceo todo el año gracias a que la temperatura del agua oscila entre los 75º (24) y 84º (29) farenheit, según esta misma fuente.

Es un auténtico paraíso para los buceadores porque pueden descubrir numerosos restos de barcos naufragados, pendientes impresionantes, corales de gran belleza, el baile de delfines y más de 50 especies de tiburones, según Turismo de Bahamas.

BUCEO PARA TODOS LOS GUSTOS

Todo esto sin olvidar los cruceros de buceo ni los famosos agujeros azules terrestres y oceánicos donde se celebran anualmente el Campeonato Vertical Free Blue Diving, reuniendo a los mejores apneístas (practicantes del buceo libre o ‘a pulmón’ sin tanques de oxígeno) del mundo, enfatizan.

Tanto si es un apasionado del buceo a distintas profundidades o del ‘snorkeling’ (inmersión superficial nadando con aletas, máscara y un tubo para respirar el aire natural), en Las Bahamas no faltan opciones para cautivar al buceador y cada visitante puede encontrar una actividad de buceo acorde a su gusto.

“Las Islas Bahamas cuentan con más de 1,000 ubicaciones censadas para realizar submarinismo, 25 centros de submarinismo e itinerarios en cruceros dedicados al submarinismo”, explica Karin Mallet-Gautier, directora de área de la Oficina de Turismo de Bahamas para Francia, Bélgica, Suiza franco-parlante, España y Portugal.

“Todos los centros y cruceros están reconocidos por la PADI la organización líder mundial de entrenamiento de buceadores, todos ellos ofrecen diferentes niveles de formación”, de acuerdo a Mallet-Gautier.

En estos establecimientos y cruceros se imparte formación desde la destinada a amateurs/principiantes (incluidos niños a partir de los 8 años o 10 años de edad, según los centros), hasta el nivel de instructor, sin olvidar las formaciones específicas para el buceo de tipo ‘Teck’ o ‘Rescue’, por ejemplo, señala esta portavoz.

Mallet-Gautier señala que “el submarinismo es una actividad segura en Las Bahamas para todo tipo de buceadores, desde los amateurs hasta expertos, y para los que practican el esnórquel o buceo de superficie”.

La experiencia permite “descubrir las riquezas submarinas de Las Bahamas: bajantes, agujeros azules, pecios, arrecifes de corales, y efectuar inmersiones para avistar tiburones y delfines”, enfatiza.

“Las Bahamas son conocidas por sus inmensos espacios submarinos y la riqueza de su fauna y flora, y de forma muy temprana decidieron proteger su entorno natural con numerosos parques y reservas naturales, de los cuales muchos han sido declarados santuarios para tiburones”, señala Mallet-Gautier.

Una de experiencias imprescindibles para los submarinistas que recomienda esta portavoz, son las inmersiones con tiburones que permiten realizar “avistamientos durante todo el año de tiburones grises del caribe, tiburones-limón o tiburones-nodriza”.

“También existe la posibilidad de bucear con especies de tiburones muy conocidos como el tiburón tigre, los grandes tiburones martillo, los pequeños tiburones ‘cornudas’ o el Longimanus ocean white tips, más conocido con el nombre de tiburón oceánico”, explica Mallet-Gautier.

Esta directora subraya la visibilidad en el agua, que es la mayor del mundo, ya que permite ver más allá de los 60 metros.

Mallet-Gautier también recomienda las inmersiones en las bajantes y los pecios “en especial los que han formado parte de numerosos rodajes de películas”, y los encuentros con delfines pintados salvajes, utilizando un ‘kit’ de esnórquel, una experiencia inolvidable.

Información de El Nuevo Herald

Share this post