Cuatro formas inolvidables de conocer el Lago Lemán

Cuatro formas inolvidables de conocer el Lago Lemán

El lago Lemán, un pequeño mar interior atornillado al pie de los Alpes, en el cantón de Vaud, es uno de los enclaves más sugerentes de Suiza y de Europa. En menos de una hora se puede pasar de una sala de conferencias de un gran hotel de la Riviera a la atmósfera relajada de un complejo de esquí en los Alpes o al ambiente bucólico de los viñedos de Lavaux, inscritos en el patrimonio mundial de la Unesco.

Aquí recogemos destinos y actividades para conocer de primera mano una de las regiones más bellas del continente.

Lea también: Fomentan turismo de bodas en Norteamérica y Europa

1. El Festival de Jazz de Montreux

Este año, del 29 de junio al 14 de julio, se celebra la 52 edición del Festival de Jazz de Montreux, un clásico certamen por el que han desfilado las estrellas más importantes de este estilo musical como Ray Charles o Ella Fitzgerald. Estas figuras han sido también homenajeadas con su correspondiente pedestal frente al célebre Hotel Montreux Palace. Todo una referencia del «belle époque» de 1906 renovado completamente hace diez años. El Montreux Jazz Festival se ha convertido, a lo largo de los años, en un punto de reunión imprescindible para los amantes de la música de Suiza y del mundo.

2. Chillon, castillo y prisión

El monumento más visitado de Suiza con más de 300.000 entradas anuales a su recinto. Si partes de Montreux, sólo tendrás que cubrir 4 kilómetros en un tren local hasta Veytaux-Chillon o tomar el autobus 201 desde las Escaliers de la Gare que sale cada 10 minutos para alcanzar sus muros. La fortaleza, situada sobre una roca a orillas del Lago Lemán, fue durante casi cuatro siglos residencia de los Condes de Saboya, prisión y un rentable puesto de aduana, dada su estratégica posición entre Ginebra y el paso montañoso de San Bernardino, aunque se tiene constancia de su existencia desde la prehistoria.

3. El mundo de Charles Chaplin en Vevey

En 1952, Charlie Chaplin fue expulsado de los Estados Unidos y se refugió con su familia en Suiza, en Corsier, sobre Vevey, donde descansa hoy con su esposa en el cementerio del mismo nombre. El popular Charlot se instaló en una finca de Ban Manor, que acabaría siendo su residencia y a la postre su museo abierto en 2016: «Chaplin’s World». Este espacio es una muestra interactiva que narra la vida y obra de uno de los primeros grandes genios del cine mundial. Para llegar hasta su entrada desde la estación principal de Vevey, basta con tomar el autobús 212 que realiza el trayecto en solo 15 minutos.

4. Glacier 3000, el gran espectáculo de las montañas

A poco menos de una hora en tren desde Montreux se encuentra, a 1.200 metros de altitud, Les Diablerets y su famosa estación Glacier 3000, a la que se accede a través de un gran góndola que sube a casi 3.000 metros. En la cima de esta montaña futurista abre el restaurante construido por el famoso arquitecto suizo Mario Botta, que ofrece una vista panorámica singular de la región del Lago Lemán y de la «Quille du Diable». Esta enorme roca atemorizó a los vecinos durante siglos con innumerables leyendas. Una vez aquí, no hay que perderse el Peak Walk by Tissot, el primer puente colgante del mundo que une dos picos.

Con información de ABC

Share this post