Denuncian que dos hombres fueron asesinados por presunta comisión de la Faes

Denuncian que dos hombres fueron asesinados por presunta comisión de la Faes

Familiares de Miguel Antonio Araujo Guillén, de 21 años de edad, y su cuñado Joseph Josué González Márquez, de 20 años, que laboraban como obreros, denunciaron que estos fueron asesinados, el miércoles pasado, entre 12:00 y 1:00 pm, en un apartamento de Misión Vivienda por una comisión de la FAES.

Ambos vivían en las torres 35 y 36 de Fuerte Tiuna, alcabala 4, manzana 5, y estaban visitando a familiares en un apartamento de esa misión en Las Fuentes de El Paraíso.

A una joven que estaba en ese inmueble la sacaron para ruletearla por diferentes zonas de Caracas y a los dos hombres los mataron a tiros y luego los llevaron al Hospital Miguel Pérez Carreño. Los policías argumentaron que fue un enfrentamiento. A la dueña del apartamento no le permitieron entrar.

Lea también: Los cuerpos de tres hombres asesinados en Colombia aparecieron en Venezuela

Cuando la comisión llegó al inmueble, los dos jóvenes preparaban panquecas que luego los funcionarios se comieron, además de otros alimentos. Los familiares de las víctimas indicaron que los uniformados se llevaron de la vivienda el decodificador de DirecTV, dinero efectivo, celulares, pelotas de beisbol de un niño y tres cajas CLAP.

Dijeron que vecinos del edificio informaron que antes de que a González Márquez lo mataran se asomó por el balcón y pidió auxilio.

González Márquez dejó un hijo de 2 años de edad y su esposa está embarazada. Araujo Guillén era padre de cuatro niños, de 9, 6, 3 y 1 año de edad.

Luisa Díaz, esposa de González Márquez, dijo que este viernes fueron a Atención a la Víctima y a la sede principal del Ministerio Público y no les recibieron la denuncia sobre la muerte de los dos hombres.

Asesinado para robarlo. A Luis Miguel Nóbrega, de 54 años de edad, lo golpearon en el ojo derecho y un hombro, y le dieron un tiro en el abdomen para robarle el vehículo en el que se desplazaba, el lunes pasado. Los parientes hallaron el cadáver en la morgue.

Ese día salió con una hermana a hacer una diligencia; después la llevó a ella a su casa y se dirigió a El Junquito para comprar carne y pollo más baratos.

La víctima vivía en Los Flores de Catia. En principio, el Cicpc investigará a un policía que siempre que Nóbrega iba a El Junquito lo detenía para pedirle documentos del auto.

Con información de El Nacional

Share this post