Un gigantesco tren australiano recorre 90 kilómetros sin conductor

Un gigantesco tren australiano recorre 90 kilómetros sin conductor

Un gigantesco tren de 268 vagones con mineral de hierro recorrió el lunes más de 90 kilómetros sin conductor en el solitario extremo noroeste de Australia, antes de que la compañía propietaria lograra hacerlo descarrilar.

El tren, dotado de cuatro locomotoras y propiedad del gigante minero BHP, inició su alocado periplo después de que su conductor bajara para inspeccionar un vagón el domingo por la noche.

No se sabe cómo pudo ponerse en marcha para alcanzar rápidamente la velocidad de 110 km/h en una vía que enlaza Newman y la ciudad costera de Port Hedland, en el estado de Australia Occidental.

BHP decidió, por seguridad, hacer descarrilar el tren antes de que éste llegara a Port Hedland. Nadie resultó herido en la operación, que sin embargo dañó 1.500 metros de vía.

Unas impresionantes imágenes divulgadas por el diario The West Australian muestran los vagones amontonados a lo largo de la vía, algunos parcialmente hundidos en su carga ocre.

La Oficina australiana de seguridad de los transportes anunció que se abrió una investigación para averiguar cómo pudo avanzar el tren sin maquinista.

Por su parte, la compañía avisó que echaría mano de sus reservas de hierro para abastecer a los clientes.

Share this post