Los voluntarios son el alma de nuestro trabajo social en StopVIH

Los voluntarios son el alma de nuestro trabajo social en StopVIH

Cada 5 de diciembre se celebra, por decreto de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el día internacional de los voluntarios.

Esta efeméride reviste, hoy por hoy, gran importancia pues el voluntario cumple un papel fundamental en las comunidades, participando de manera solidaria y altruista en actividades que benefician al colectivo y generan cambios positivos, lo cual contribuye con la justicia social.

El voluntariado permite a las personas y comunidades participar en su crecimiento, pues los ciudadanos construyen su propia resiliencia y adquieren un sentido de la responsabilidad para sus propias comunidades. El voluntario es una persona desinteresada, pues a pesar de no recibir remuneración económica, está convencido que la actividad que realizar es útil para la humanidad y para sí mismo.

Silvimar Campos, directora general de StopVIH, asegura que “en la organización hemos contado con un talento humano extraordinario, comprometido con la causa de ayudar a quien lo necesita, dando la mano a las personas con VIH del estado Nueva Esparta y manteniéndose comprometidos con las actividades de educación y prevención, así como para eliminar el estigma y la discriminación, para StopVIH, los voluntarios son el alma de nuestro trabajo social”

Por otro lado asegura que “esperamos que cada año más personas se sumen a nuestras actividades y que el ayudar y sumar forme parte de sus vidas para lograr el cambio que nuestra sociedad necesita, en la medida que ayudamos, nos ayudamos pues la satisfacción de servir no se paga con dinero, sino con el rostro de cada persona a la que se ayuda desinteresadamente” finalizó.

Share this post