Cardenales siguen siendo favoritos

Cardenales siguen siendo favoritos

La preferencia que ha existido sobre los Cardenales de Lara como candidatos al título desde el inicio de la temporada de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional el propio equipo se ha encargado de ratificarlo conforme pasan los días.

La escuadra crepuscular, si bien tuvo un cierre de ronda regular un poco dubitativo, evitó cualquier tipo de sorpresas en su serie de playoffs contra los Bravos de Margarita y después de haber caído en el primer choque se levantó y ganó los siguientes cuatro, incluidos tres a domicilio en la isla de Margarita, para convertirse en el primer semifinalista del certamen 2018-2019.

Los Cardenales no necesitaron mucho de su temible ofensiva ante los insulares. La excelsa faena de sus lanzadores le bastó para obtener por tercer año consecutivo y bajo el nuevo formato, el boleto a la penúltima instancia del campeonato.

El staff de pitcheo de los pájaros rojos, comandando por el venezolano Williams Pérez, brilló al dejar un sólido 3.00 en porcentaje de carreras limpias admitidas por cada 9 innings. Digito que supera ampliamente al del resto de las novenas que se encuentran viendo acción en la postemporada.

En cuanto al bateo respecta, los dirigidos por José Moreno fueron menos contundentes que en las eliminatorias, aunque más efectivos. Los paleadores registraron .281 de average, y a pesar de que conectaron tan solo dos jonrones, fueron capaces de construir hasta 31 carreras, la mayor cantidad de la fase.

Más aportes. A todo esto hay que sumarle el acierto de la gerencia con respecto la estrategia empleada en el draft de adiciones y sustituciones. Sus dos escogencias, Herlis Rodríguez y Alí Castillo, sobresalieron de gran manera y complementaron el trabajo realizado por el cubano Rangel Ravelo.

Ambos refuerzos provenientes de las Águilas del Zulia se combinaron para ligar promedio de .333, producto de 16 imparables en 42 turnos, remolcar una decena de rayitas y anotar 8. Además, consiguieron un trío de extrabases, contabilizando un cuadrangular clave de Herlis Rodríguez en el segundo partido de la serie.

Otro factor que influyó en el avance de los Cardenales hasta la semifinal fue la impecable actuación del relevista Alexis Rivero. De todos los integrantes del bullpen crepuscular, el aragüeño fue el que más destacó y no en vano resultó como el pitcher con la decisión ganadora en dos de las cuatro victorias.

Sus oportunas intervenciones terminaron constando de tres episodios en blanco, con dos hits permitidos, una base por bolas y cinco ponchados para un excelente whip de 0.60.

Rivero cumplió tal y como lo hizo a lo largo de toda la contienda desde que llegó vía cambio desde las Águilas del Zulia y se convirtió en uno de los hombres predilectos de José Moreno. Durante esa primera fase con el uniforme larense dejó 1.74 de efectividad en 10.1 innings.

En planes. Con una plantilla prácticamente sin falencias, los Cardenales, mientras esperan rival, tendrán días de descanso para definir su plan de cara a la etapa decisiva que les viene. Entre las tareas pendientes está determinar cuál departamento fortalecer con la próxima sustitución permitida por la liga, en la que pueden contar con jugadores disponibles de los equipos que queden eliminados.

De acuerdo con lo plasmado en la confrontación contra los Bravos, todo parece indicar que un relevista para los innings finales sería apropiado, sobre todo por las titubeantes presentaciones del dominicano Ricardo Gómez y del propio cerrador Ryan Kelly.

Share this post