Fallecen en vuelco de camioneta tres hijos del jefe del Cicpc-Mene Grande

Fallecen en vuelco de camioneta tres hijos del jefe del Cicpc-Mene Grande

 Durante un accidente de tránsito registrado este jueves 3 de enero, en la autopista José Antonio Páez, a la altura del municipio Ospino de Portuguesa, tres hijos del jefe de la subdelegación del Cicpc-Mene Grande del estado Zulia, fallecieron, luego de que el vehículo en el que viajaban, y que era conducido por el funcionario, colisionara con un camión, para después volcar y terminar calcinado.

El siniestro ocurrió pasadas las 4:00 de la tarde, en el kilómetro 136 de la autopista, específicamente en el sector La Aparición de Ospino, dirección Guanare-Araure, cuando la familia se dirigía al estado Cojedes.

En la parte delantera de la camioneta -una Chevrolet, modelo Luv Dmax, placas A86A05- viajaba el comisario jefe José Albarino Sánchez Carrillo de 45 años, quien sufrió lesiones leves, junto a su esposa de nombre Betzy Elena Díaz Navarro, de 36 años, cuyos golpes recibidos la mantienen en delicado estado de salud en centro clínico de la ciudad de Guanare.

En la parte posterior de la unidad,  iban los tres hijos de la pareja, una niña de 6 años,  y dos adolescentes de 16 y 12 años, quienes a consecuencia de las vueltas que dio la camioneta perdieron la vida de forma instantánea.

Autoridades de la Policía Nacional que se encargaron del levantamiento e investigación del accidente, precisaron que la unidad con la que chocó la camioneta es un camión Chevrolet, modelo NPR, color blanco, placas A37AZ7V, el cual era conducido por un ciudadano identificado como Carlos Sánchez, de 39 años de edad, que ahora se encuentra detenido a la orden del Ministerio Público.

Los funcionarios de la PN dijeron desconocer la causa de la colisión; sin embargo, presumen que el exceso de velocidad tuvo que ver.

Dijeron que, luego del choque, la camioneta en la que se desplazaba el comisario y su familia,  se salió de la carretera dando varias vueltas hasta que se prendió en candela.

Durante el incendio, el arma reglamentaria del funcionario, una marca Glock, calibre 9mm, resultó calcinada.