Barcelona no pudo romper el cero frente a Lyon y la serie está abierta

Barcelona no pudo romper el cero frente a Lyon y la serie está abierta

“Messi nunca ha estado inspirado contra nosotros”. La frase de Jean-Michel Aulas, presidente de Olympique de Lyon, pareció más un deseo, porque la realidad indica que el rosarino, hasta este martes, le había convertido tres tantos en cuatro partidos a su equipo, incluyendo un golazo en el año 2009. Pero en la noche de Francia, en la ida de los octavos de final de la Champions League, el cero a cero final entre el local y Barcelona pareció darle la razón.

Los españoles dominaron gran parte del partido, pero no pudieron romper el cero por deficiencias propias y aciertos del arquero Lopes. Tan solo 24 segundos tardó el Barsa para poner en apuros al equipo local. Un despeje largo en mitad de cancha se convirtió en un pelotazo para el rápido Dembelé, que remató de manera imprecisa con su pierna menos hábil.

Con su juego clásico de tenencia de pelota, movilidad, toque y presión rápida cuando no tiene la posesión, Barcelona dominó los primeros minutos. De un apriete rápido de Sergi Roberto la pelota le quedó a Messi, que encaró a la defensa y lo tuvieron que bajar al borde del área. La Pulga no estuvo preciso en la ejecución y el remate se fue por arriba del travesaño.

Pero Lyon respondió rápido antes de los cinco minutos con un disparo desde afuera del área de Aouar que mandó al córner Ter Stegen. Minutos después Martin Terrier estrelló el suyo en el travesaño del conjunto catalán. El partido, entonces, mostró sus credenciales de entretenido y de pronóstico incierto.

A pesar de esta supuesta paridad que mostraba el resultado y las llegadas, los catalanes mandaron en el grueso del primer tiempo y tuvieron una racha en la que no sacaron ventaja por la imprecisión de los remates.

Primero fue Rakitic a los 15′ y dos minutos después Messi, que no acertaron al arco tras buenas jugadas colectivas. Dembelé perdió un mano a mano con el arquero Anthony Lopes y tuvo otro disparo cerca del palo. Busquets tuvo la última, también desde afuera del área.

El complemento lo arrancó mejor el Olympique, aunque poco duró el empuje inicial y Barcelona volvió a dominar las acciones. Los catalanes “apretaron” más faltando 25 minutos para el final, pero les faltaron ideas y claridad.

Algunas situaciones a destacar fueron un remate de Messi que ejecutó con poco ángulo y tapó el portero. Suárez, que tuvo la más clara a los 25′ tras un centro atrás y otra que no llegó a desviar en un centro. Después Lopes volvió a aparecer frente a Coutinho; y Jordi Alba remató apenas afuera tras una jugada colectiva minutos después.

El encuentro de vuelta será en el Camp Nou el miércoles 13 de marzo. En el otro encuentro de la fecha, Liverpool y Bayern Munich también igualaron sin goles en Anfield.