16 trabajadores de la morgue de Bello Monte presentan registros por delitos

16 trabajadores de la morgue de Bello Monte presentan registros por delitos

De forma extraoficial se conoció que 62 funcionarios de las sedes regionales del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses presentan antecedentes judiciales y registros policiales, en delitos como hurto genérico, homicidio intencional, lesiones personales, delitos informáticos, estafa y hasta violación.

Son trabajadores activos del organismo adscrito al Ministerio de Interior, Justicia y Paz, con cargos de confianza y que además ejercen funciones en áreas de patología forense y sala de evidencias, en las que se requiere personal calificado, con estudios en criminalística y sin antecedentes penales.

En Caracas

Un total de 16 de los casos reseñados están integrados por trabajadores que pertenecen a la nómina de la medicatura forense de Bello Monte y tienen registro en las subdelegaciones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

Entre ellos destacan José Gregorio Rondón Moreno, C. I. V- 5.014.809, con registro policial en la Subdelegación La Vega por lesiones personales; José Gregorio Reverón Acosta, C. I. V- 6.439.191, Subdelegación Oeste, robo común (arrebatón); Santos La Rosa, C. I. V- 6.445.244, subdelegación Oeste, lesiones personales; William Chirinos Silva, C. I. V-11.992.853, División contra Drogas por comercio ilícito; Johán Franco Villasmil Polaco, C. I. V- 13.383.076, Subdelegación El Paraíso, robo genérico; Jorge Valera Vitalli, C. I. V- 15.573.908, Subdelegación Santa Mónica, estafa; José Luis Rodríguez, C. I. V-15.701.839, Subdelegación Santa Mónica, hurto de vehículo; Edgar Guzmán Cato, C. I. V-17.476.289, Subdelegación Caricuao, uso de vehículo robado; Kelvin Guillermo Aristigueta Meza, C. I. V-18.487.782, Subdelegación El Llanito, hurto genérico común y homicidio intencional; Henry Páez Rivas, C. I. V- 22.762.158, delitos informáticos, sabotaje a la institución; Léster Obeth Pinzón, Subdelegación de El Paraíso, delito de violación, de fecha 5 de diciembre 2014; Santos Orta Ramírez, C. I. V-16.658.489, solicitado por los tribunales; Edgard Guzmán Cato, homicidio intencional y trabajaba en el despacho del director del Senamecf Bello Monte, Humberto Ramírez, viceministro del Sistema Integrado de Investigación Penal.

Otros dos funcionarios identificados como Fernando Berrios y Saúl Bolívar, adscritos al área de Oficialía,  fueron señalados por familiares de las víctimas luego de solicitarles el cobro de 100 dólares para agilizar la entrega del cuerpo.

Regiones

Los registros policiales de los otros trabajadores del Senamecf de las regiones que presentan antecedentes se encuentran ubicados en Valera, San Cristóbal, San Juan de los Morros, Barcelona, Trujillo, Coro, Maturín, Higuerote, Mérida, Chivacoa, Boconó, Puerto Ayacucho, Barinas y Ciudad Bolívar.

Se conoció que, pese a los antecedentes y fichas delictuales, estos trabajadores continúan ejerciendo sus funciones en las instituciones, sin que el director a cargo, tanto el de Caracas, como el resto de las entidades, elabore escritos de suspensión de cargos y remita los casos al organismo judicial.