Laboratorios clínicos restringen sus servicios por fallas en el servicio eléctrico

Laboratorios clínicos restringen sus servicios por fallas en el servicio eléctrico

 El sector salud es uno de los más afectados ante la crisis eléctrica que atraviesa el país. De manera especial, los servicios de bioanálisis y laboratorio son sacudidos ante las fallas del servicio eléctrico, sobre todo en el Zulia donde los racionamientos se extienden hasta por 20 horas diarias y las altas temperaturas no perdonan.

El equipo reporteril de El Pitazo realizó un recorrido por los laboratorios clínicos del municipio Colón, al Sur del Lago de Maracaibo (SDL), para constatar cómo enfrentan la situación los profesionales de salud.

Emeiro Alvarado, bioanalista del Laboratorio Clínico Sur del Lago, expresó su preocupación ante los efectos que los cortes prolongados del servicio eléctrico en el SDL provocan en el sector salud.

Alvarado señaló que las pérdidas económicas son difíciles de calcular: “Una cantidad considerable de reactivos se perdió en los apagones por falta de refrigeración”.

Cantidades considerables de reactivos para pruebas de laboratorio se han perdido por falta de refrigeración / Foto: María V. Corona

Pruebas restringidas

Lo peor de todo es que hay pruebas de laboratorio vitales para pacientes en estado crítico, que ya no podrán continuar realizando, los reactivos que se dañaron son muy costosos y reponerlos representa una inversión que la mayoría de los laboratorios no están en capacidad de realizar.

“El golpe más duro ha sido no poder prestar servicio a pacientes críticos con problemas cardíacos, o a quienes padecen algún tipo de cáncer”, explicó Alvarado.

“Los marcadores tumorales para cáncer de mama, colon y ovario tampoco podemos procesarlos. No podemos correr el riesgo de seguir perdiendo reactivos tan costosos”, lamentó Alvarado.

Aura González, bioanalista, señaló que su laboratorio se ha visto afectado por los constantes y prolongados cortes eléctricos. “Trabajamos poco, hay semanas que solo trabajamos dos días porque no hay luz, eso representa pérdidas para nosotros y malestar para los pacientes que necesitan practicarse los exámenes”.

Carmen Arce, bioanalista del Laboratorio Clínico Lara, explicó a El Pitazo que han dejado de procesar ciertos tipos de pruebas por las fallas o fluctuaciones en el servicio eléctrico.

“Las hormonas solo las procesamos una vez por semana y con la ayuda de una planta eléctrica, porque si falla la electricidad perdemos las muestras”, dijo Arce.