Los 90 días de Guaidó: el líder que insiste en la organización para enfrentar a Maduro

Los 90 días de Guaidó: el líder que insiste en la organización para enfrentar a Maduro

Caracas.- Desde el 5 de enero, cuando asumió la presidencia del Poder Legislativo y se comprometió a trazar una ruta para rescatar el orden democrático en Venezuela, Juan Guaidó, juramentado como presidente encargado el 23 de enero, se ha mostrado sereno y leal a la organización como parte de la estrategia para enfrentar a Nicolás Maduro, declarado por el Parlamento como un usurpador en el cargo de jefe de Estado.

Este 23 de abril se cumplen tres meses desde que Guaidó asumió las competencias del Ejecutivo en calidad de encargado, tras desconocerse el proceso electoral del 20 de mayo de 2018, por considerar que estuvo viciado y aplicarse el artículo 233 de la Constitución.

Politólogos destacan que, a pesar de que el diputado aún no ejerce un gobierno real, ha creado un movimiento político “con objetivos claros” que presenta algunas soluciones frente a la grave crisis que atraviesa el país. Descartan que en los últimos días se haya producido alguna disminución en su liderazgo y la prueba de ello, son las masivas concentraciones que ha convocado en todo el país y sobre todo a las que ha asistido en al menos seis entidades.    

Fernando Spiritto, politólogo y profesor universitario, señala que Guaidó ha desarrollado un liderazgo tranquilo que sabe manejar las expectativas de un proceso que “es bastante largo”. Mientras que el analista político y director de Datincorp, Jesús Seguías, lo define como un gran organizador y con capacidad de armar alianzas inteligentes. “Él no agita a las masas, él conversa con ellas. No apunta a las emociones, sino al raciocinio”, indicó.

Ahora bien, Guaidó no se escapa de algunos reclamos ciudadanos que consideran que ha transcurrido mucho tiempo y todavía el cese de la usurpación, que es el primer paso de la ruta, no se concreta. Guaidó ha insistido en que se encuentran en la fase de construcción de capacidades, para lo cual no pide paciencia sino organización.

Más de 3.000 comités de ayuda y libertad se han conformado desde marzo | Foto Ronald E. Peña

El politólogo Luis Salamanca sostiene que los venezolanos pueden tener muchos deseos o diversas interpretaciones sobre el momento político, pero la realidad solo asoma la posibilidad de continuar presionando en las calles y desde la comunidad internacional. A su juicio, “la realidad en este momento no permite una salida pacífica ni electoral porque Maduro no quiere negociar”, pero para lograrlo, Guaidóy su equipo apelan a debilitar sus bases, labor que Salamanca califica de paciente. Al mismo tiempo, promueve el ánimo en quienes lo siguen.

Al menos ocho sanciones se han registrado desde enero de este año, como medida de presión al Gobierno de Maduro, quien aún controla las Fuerzas Armadas y parte de los recursos económicos. Su posición no luce del todo bien. Estados Unidos (EEUU) ha congelado 7.000 millones de dólares de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y sancionado a Minerven, a cinco bancos, compañías y buques que facilitaban el envío de petróleo venezolano a Cuba. Esta última medida se dio luego de que la Asamblea Nacional (AN) declarara Estado de Alarma por el apagón generalizado y suspendiera la exportación del crudo el pasado 11 de marzo.

Salamanca alerta que Maduro no tiene margen de maniobra y no va a poder financiar la cantidad de compromisos “de tipo clientelares” que sostiene con varias naciones.

En cada movilización que convoca, Guaidó recibe el apoyo masivo de la ciudadanía| Fotos: Ronald E. Peña.

Por su parte, Spiritto apunta que aún no está claro hasta qué punto cala el llamado hacia la Fuerza Armada Nacional (FAN). “Los militares tienen una serie de incentivos que el resto de la población no. Están de primeros en la cola ante cualquier prebenda, manejan ministerios. Son los niños mimados de Maduro”, detalló. El profesor subraya que ninguno se atreve a dar el paso porque el costo es muy alto si descubren alguna pretensión de rebelarse contra Maduro.

Movilizaciones

En el último mes, Guaidó ha convocado a cuatro concentraciones en el ámbito nacional. Además, ha visitado los estados Carabobo, Miranda, Anzoátegui, Vargas, Zulia y Falcón. En el caso de Caracas, ha recorrido varias partes del oeste de la ciudad y dirigido sus discursos desde camiones, ante la negativa oficial de colocar tarimas.  

“¿Desde hace cuánto un líder opositor no salía y recorría el país?”, se preguntó Spiritto al valorar el esfuerzo de Guaidó.

Señala Seguías que el dirigente político deja claro en cada movilización que el primer paso se cumplirá con la ciudadanía movilizada. La comunidad internacional solo sirve como un apoyo.

De hecho, los Comités de Ayuda y Libertad representan para Guaidó una nueva forma de organizar y protestar. Hasta el momento contabiliza más de 3.000 en todo el país.

El 19 de abril, durante un cabildo abierto en Caracas que se replicó en todas las ciudades de Venezuela, el parlamentario llamó a la “marcha más grande la historia” para el 1° de mayo, Día Internacional del Trabajador, en lo que él denominó la última fase de la usurpación.

Salamanca opina que Guaidó sigue buscando el respaldo de los militares y quizás por ello aumenta las expectativas sobre este día. Sin embargo, tiene riesgo de caer en el fracaso similar al del 23 de febrero, cuando no ingresó la ayuda humanitaria como se esperaba, a pesar de que días antes había dicho “sí o sí entra”.

“Si no se cumple la expectativa, la gente caerá en depresión política, que el gobierno luego utilizará a su favor”, vislumbra el también académico.

El parlamentario ha visitado el oeste de Caracas sin ser atacado por grupos armados| Fotos: Ronald E. Peña.

A Guaidó nadie lo toca

En este último mes el Gobierno se ha acercado más a Guaidó, pero no termina de atreverse. El 21 de marzo detuvieron a su jefe de despacho, Roberto Marrero, y lo señalaron de formar parte de una célula terrorista que planeaba atentar contra instituciones de Venezuela. Sin embargo, Guaidó no se detuvo y ese mismo día salió a recorrer varias localidades del estado Anzoátegui. Retó a Maduro a encarcelarlo y no seguir atacando a su equipo.

Luego, el 28 de marzo, el contralor designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Elvis Amoroso, lo inhabilitó para ejercer cargos públicos por 15 años, por considerar que Guaidó no justificó de dónde sale el dinero para hacer giras internacionales desde 2015.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) también hizo su parte. Casi un mes después de que el parlamentario regresó a Venezuela tras una gira por Suramérica, el Poder Judicial lo declara en desacato por incumplir la prohibición de salida que se le había impuesto el 29 de enero, le ordena pagar 200 Unidades Tributarias que equivalen a 10.000 bolívares y pidió a la ANC allanar la inmunidad parlamentaria.  

Al día siguiente, el 2 de abril, la ANC “autorizó la continuación de la investigación penal de Juan Guaidó” y disfrazó el allanamiento de la inmunidad parlamentaria, contemplada en el artículo 200 de la Constitución.

El constituyente Gilberto Pinto dijo a la prensa ese día que el proceso podía durar días o años, pero aseguró que a Guaidó lo esperaban en “un resort” llamado Tocorón.

Guaidó desestimó la decisión y ratificó que Maduro solo practica la inquisición política.

Juan Guaidó sale de la Asamblea Nacional, tras reunirse con empleados públicos en el hemiciclo de sesiones del Palacio Federal Legislativo
Desde el Parlamento ha promovido el encuentro con trabajadores del sector público y estudiantes | Foto: Francisco Touceiro.

En el Parlamento

Durante estos tres meses, la Asamblea Nacional ha aprobado en primera discusión los proyectos de ley de amnistía y de garantías laborales, ha autorizado a Guaidó para designar 38 representantes diplomáticos en 35 países y tres en organismos multilaterales, así como al procurador de la República y se ha logrado proteger 12 millardos de dólares en el extranjero.

El Parlamento también ha autorizado a Guaidó para nombrar y ampliar la junta administradora ad hoc de Petróleos de Venezuela que asume las funciones de la junta directiva de Pdvsa, Pdv Holding INC, Citgo Holding y Citgo Petroleum Corporation; la junta administradora ad hoc que asume las funciones de la junta directiva de Pequiven y Monómeros Colombo Venezolanos.  

A través del Parlamento, se ha sabido aprovechar el apoyo de la comunidad internacional, en opinión de Spiritto. Mientras que Maduro “nunca había estado peor” ante los demás países.

Ha recorrido seis estados del país en cuarenta días | Foto cortesía José Altuv

Share this post