El protector solar entra al torrente sanguíneo después de un solo día de uso, dice estudio

El protector solar entra al torrente sanguíneo después de un solo día de uso, dice estudio

(CNN) — Solo basta con un día de uso para que varios ingredientes comunes de los productos de protección solar ingresaran al torrente sanguíneo a niveles suficientemente altos como para iniciar una investigación de seguridad del gobierno, de acuerdo con un estudio piloto realizado por el Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos, un brazo de la Dirección de Medicinas y Alimentos de EE.UU., FDA por sus siglas en inglés.

El estudio, publicado este lunes en la revista médica JAMA, también encontró que la concentración en la sangre de tres de los ingredientes continuó aumentando a medida que persistía el uso diario, y luego permaneció en el cuerpo durante al menos 24 horas después de que terminara el uso de protector solar.

Los cuatro productos químicos estudiados (avobenzona, oxibenzona, ecamsule y octocrylene) son parte de una docena que la FDA dijo recientemente que necesitaba ser investigada por los fabricantes antes de que pudieran considerarse “generalmente considerados seguros y efectivos” (GRASE, por sus siglas en inglés).

Entonces, ¿debes dejar de usar protector solar? Absolutamente no, dicen los expertos.

“Los estudios deben realizarse para evaluar este hallazgo y determinar si existen verdaderas implicaciones médicas para la absorción de ciertos ingredientes”, dijo el dermatólogo de la Escuela de Medicina de Yale, doctor David Leffell, portavoz de la Academia Estadounidense de Dermatología. Añadió que mientras tanto las personas deberían “seguir siendo agresivas con la protección solar”.

“El Sol es el verdadero enemigo aquí”, dijo Scott Faber, vicepresidente senior de asuntos gubernamentales del Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés), un grupo de defensa que publica una guía anual sobre protectores solares.

“No es una noticia que las cosas que pones en tu piel sean absorbidas por el cuerpo”, dijo Faber. “Este estudio es la forma en que la FDA le muestra a los fabricantes de protectores solares que necesitan hacer investigaciones para ver si la absorción de químicos representa un riesgo para la salud”.

La necesidad de realizar una prueba de detección

Según la Skin Cancer Foundation, cada año más estadounidenses se diagnostican con cáncer de piel que todos los otros tipos de cáncer combinados. En todo el mundo, el melanoma se ubica como el decimonoveno cáncer más común tanto en hombres como en mujeres, dice el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer.

En Estados Unidos, los protectores solares se aprobaron originalmente como una solución de venta libre para las quemaduras solares. Se presentaron en dos tipos: uno que usa combinaciones químicas para filtrar el sol, el otro que usa minerales para bloquear el sol, como el dióxido de titanio u óxido de zinc, que dejan la capa blanca reveladora. No queriendo lucir un tinte blanco, la popularidad de los protectores solares químicos se disparó.

Debido a la forma en que se usaron en ese momento, no hubo mucha preocupación sobre un posible impacto en la salud. Pero eso cambió pronto, y la FDA comenzó a pedirle a la industria pruebas de seguridad, dijo David Andrews, científico principal de EWG.

“Originalmente se usaban en pequeñas cantidades para evitar las quemaduras solares en las vacaciones”, dijo Andrews. “Ahora recomiendan aplicarlos todos los días, aplicándolos a grandes partes de su cuerpo. Y la FDA comenzó a plantear inquietudes”.

Un pequeño estudio de productos químicos de protección solar

El nuevo estudio de la FDA incluyó a 24 voluntarios sanos que fueron asignados aleatoriamente a un protector solar en aerosol o loción que contenía avobenzona, oxibenzona u octocrileno como ingredientes o una crema solar con contenido ecológico.

Se pidió a los voluntarios que se pusieran el protector solar asignado en 75% de su cuerpo cuatro veces al día durante cuatro días. Se tomaron treinta muestras de sangre de cada voluntario durante siete días.

De las seis personas que usaron la crema ecamsule, cinco tenían niveles del químico en su sangre considerados estadísticamente significativos al final del primer día. Para los otros tres productos químicos, especialmente la oxibenzona, todos los voluntarios mostraron niveles significativos después del primer día.

“Al analizar las tablas de resultados del estudio, una cosa sobre la oxibenzona se destacó”, dijo David Andrews, científico principal de EWG. “La oxibenzona fue absorbida por el cuerpo a una concentración de aproximadamente 50 a 100 veces más alta que cualquiera de estos otros tres productos químicos que probaron”.

En 2008, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. analizaron muestras de orina recogidas por un estudio del gobierno y encontraron oxibenzona en 97% de las muestras. Desde entonces, los estudios han demostrado un vínculo potencial entre la oxibenzona y los niveles más bajos de testosterona en los adolescentes varones, los cambios hormonales en los hombres y los pesos de los bebés de embarazos cortos o interrumpidos, pero los investigadores advierten sobre la asociación.

De todos los ingredientes de los protectores solares, se sabe que la oxibenzona es la causa más común de alergias de contacto; un estudio de 10 años encontró que 70% de las personas tenían una prueba de parche positiva cuando estaban expuestas.

Un estudio suizo encontró que la oxibenzona o uno de los otros cuatro productos químicos de protección solar en 85% de las muestras de leche materna, generaron la preocupación de que los recién nacidos podrían estar expuestos.

Y Hawai, la nación pacífica de Palau y Key West recientemente prohibieron los protectores solares que contienen oxibenzona y octinoxato porque causan la decoloración de los corales y son peligrosos para los ecosistemas marinos.

La Unión Europea ha reemplazado principalmente a la oxibenzona en sus productos de protección solar con sustancias más nuevas y protectoras que bloquean la mayoría de los peligrosos rayos UV-B y UVA. Pero esos productos más nuevos no han pasado las pruebas de seguridad necesarias para la aprobación de la FDA. Así que la oxibenzona permanece en uso; de hecho, un informe de 2018 realizado por EWG estimó que estaba en dos tercios de todos los protectores solares de base química vendidos en Estados Unidos.

Protégete del sol

En un editorial que acompaña al nuevo estudio, el expresidente de la FDA, el doctor Robert Califf, aseguró a los lectores que solo porque el estudio encontró niveles químicos “muy por encima de las directrices de la FDA no significa que estos ingredientes no sean seguros”.

En una declaración, el Consejo de Productos de Cuidado Personal, que es el consejo de comercio nacional para productos de protección solar, cosméticos y de cuidado personal, estuvo de acuerdo.

“La presencia de protectores solares en plasma después del uso máximo no conduce necesariamente a problemas de seguridad”, dijo Alex Kowcz, científico jefe del consejo.

“Es importante que los consumidores sepan que, para los fines de este estudio, se aplicaron protectores solares al 75% del cuerpo, cuatro veces al día durante cuatro días, lo que equivale al doble de la cantidad que se aplicaría en lo que la comunidad científica considera condiciones del mundo real”, dijo Kowcz. El consejo estaba preocupado, dijo, de que el estudio de la FDA podría confundir a los consumidores y desalentar el uso de protector solar.

La Academia Estadounidense de Dermatología recomienda aplicar al menos una onza de protector solar en toda la piel expuesta cada dos horas o después de nadar, incluyendo “espalda, cuello, cara, orejas, partes superiores de sus pies y piernas. Si tiene cabello fino, aplique en su cuero cabelludo o use un sombrero de ala ancha y use un bálsamo para los labios con un SPF de al menos 15”, dice la academia, y agrega que dado que los rayos UV siempre están presentes, el protector solar debe aplicarse a la piel expuesta. Incluso en días nublados y en invierno.

Se necesita investigación con urgencia

Califf dijo que los próximos pasos serían ensayos clínicos diseñados apropiadamente por la industria para probar la seguridad y determinar la dosis óptima para prevenir el cáncer de piel mientras se equilibran el riesgo y el beneficio.

Además, dijo que “una pregunta urgente involucra la absorción en bebés y niños, que tienen diferentes proporciones de área de superficie corporal a tamaño total y cuya piel puede absorber sustancias a tasas diferenciales”.

La declaración del Consejo de Productos de Cuidado Personal dijo que la industria ha ofrecido “métodos de seguridad toxicológica de vanguardia como alternativas” al método de prueba de la FDA. “Esperamos seguir trabajando con la FDA para garantizar que los consumidores tengan acceso a productos que contengan una amplia variedad de ingredientes activos de protección solar”, dijo Kowcz.

Mientras la ciencia continúa respondiendo preguntas sobre la protección solar, Califf y otros expertos piden al público que continúe protegiendo su piel de los peligrosos rayos del sol.

EWG recomienda escoger un protector solar mineral que contiene dióxido de titanio y óxido de zinc cuando sea posible, mientras que la Academia Estadounidense de Dermatología hablar con un dermatólogo certificado si uno está preocupado por los ingredientes del protector solar.

Ambas organizaciones dicen que hay formas de protegerse además de los bloqueadores solares. Busca la sombra, especialmente entre las 10 am y las 2 pm, cuando el sol está en su punto más caluroso y tu sombra es más corta que tú. Usa ropa protectora, como camisas de manga larga y pantalones, un sombrero con ala ancha y no te olvides de las gafas de sol.

“Busca la sombra, usa ropa y, cuando sea necesario, usa protector solar”, dijo Andrews de EWG, “pero no uses protector solar para prolongar tu tiempo al sol”.