OVCS: En abril se registraron 1.963 protestas en Venezuela

OVCS: En abril se registraron 1.963 protestas en Venezuela

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró 1.963 protestas en abril de 2019, equivalente a un promedio de 65 diarias. Esta cifra representa un incremento de 47% en comparación con el mismo periodo del año pasado. Así lo reseña observatoriodeconflictos.org.ve

Las manifestaciones ciudadanas siguen aumentando en todo el país, en rechazo al colapso y precariedad de los servicios básicos y exigiendo un cambio político que permita recuperar la democracia y superar la Emergencia Humanitaria Compleja que se agudiza con el pasar de los días.

Distribución geográfica de las protestas

La ciudadanía atendió los llamados políticos a manifestar y también tomaron las calles espontáneamente para rechazar el colapso de los servicios básicos.

Los  cinco estados con mayor índice de protestas fueron: Lara (297), Miranda (255), Trujillo (113), Zulia (110) y Táchira (100).

La conflictividad de abril 2019 se caracterizó por:

Persiste el sistema de represión como política de control y amedrentamiento contra los manifestantes.

Uso de grupos de exterminio para reprimir y sembrar terror, conformados por comandos de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), algunas policías municipales y estadales, así y Colectivos Paramilitares.

Entre el 30 de abril y la primera semana de mayo de 2019 la acción represiva del régimen de Maduro contra los venezolanos dejó un saldo lamentable de 7 manifestantes asesinados, de los cuales 3 eran menores de edad, y al menos 346 heridos de bala, perdigones e inhalación de gases lacrimógenos.

Aumento de las protestas combinadas.

Distintos actores sociales y políticos se unen para exigir diversos derechos en una misma protesta.Aumento de las protestas por servicios básicos, principalmente por electricidad, seguido de agua potable y gas.

Cortes continuos del servicio eléctrico en el interior del país.

Cerco mediático contra el libre acceso a internet, telefonía móvil y fija.

Bloqueo sistemático y continuo a medios de comunicación, acompañado de persecuciones y ataques contra los trabajadores del gremio.

Cierre de medios radiales, que suelen tener mayor acceso en zonas de escasos recursos.

Respaldo popular al presidente interino Juan Guaidó, en movilizaciones convocadas a favor de la Operación Libertad, logrando congregar a diversos actores sociales y políticos.

Las modalidades de protesta más empleadas fueron concentraciones, cierres de calle y marchas.

Derechos más demandados

Derechos políticos

En abril se mantuvo la tendencia de conflictividad ligada al escenario político.

El OVCS documentó 677 manifestaciones para exigir solo derechos políticos, principalmente cambio de gobierno y respaldo a las acciones del presidente encargado Juan Guaidó y de la Asamblea Nacional (AN). Adicionalmente, los ciudadanos también exigieron sus derechos políticos durante otras 547 protestas vinculadas a servicios básicos, derechos laborales, derecho a la alimentación o derecho a la salud.

En general, los derechos políticos fueron exigidos de forma individual o combinada en al menos 1.224 oportunidades. La población se ha manifestado de manera constante en asambleas ciudadanas, cabildos, concentraciones, marchas, cierres de calle y cacerolazos su rechazo a Nicolás Maduro, responsabilizándolo por la crisis económica, las dificultades de acceder a alimentos y medicinas, y los problemas de servicios públicos.

La recuperación del orden constitucional y la vigencia del Estado de derecho y respeto a los derechos humanos han tomado cada vez más relevancia dentro de la población, que se ha sumado de forma pacífica y progresiva a las actividades convocadas por los partidos de oposición.

El 30 de abril se anunció la fase final de la Operación Libertad, estrategia política del presidente interino Juan Guaidó para el rescate del hilo constitucional y la democracia en Venezuela. Esta acción recibió el apoyo de numerosos ciudadanos en el país, integrantes de partidos políticos, funcionarios militares y de diversas instancias internacionales y gobiernos de otros países. Ese día el OVCS registró manifestaciones de apoyo popular a la Operación Libertad en los 23 estados y el Distrito Capital.

Colapso de los servicios básicos

Las fallas eléctricas, de agua potable y gas doméstico siguen siendo uno de los principales problemas que enfrentan los venezolanos, en detrimento de su calidad de vida. La precariedad de los servicios básicos ha impactado de forma negativa en el libre desenvolvimiento de sus tareas diarias.

El mes pasado se registraron 506 protestas solo por servicios básicos.

En el contexto de las protestas combinadas, sociales o políticas, las exigencias por agua, electricidad y gas se hicieron presentes en 1.893 oportunidades.

Derechos laborales

En menor proporción que el pasado mes, las protestas laborales no dejaron de estar presentes en abril, cuando se reportaron 107, equivalente a 3 diarias.

Los principales reclamos de los trabajadores tienen que ver con la escalada de precios que ha destruido su capacidad adquisitiva del salario, afectando sus posibilidades de una alimentación adecuada. La situación se agudiza frente a la falta de políticas económicas y la imposibilidad de una recuperación, en vista de que la solución a sus demandas solo puede ser posibles bajo un Gobierno que garantice confianza y condiciones para que se reactive el aparato productivo.

Los trabajadores, también, ven minimizadas sus condiciones de trabajo frente a los problemas del país: no cuentan con servicio de transporte adecuado que garantice el traslado, han reducido la jornada de horario por la emergencia eléctrica, sus hijos no han podido asistir regularmente a la escuela y, en algunos estados, no han podido darle continuidad a las jornadas laborales por los apagones.

Represión, muerte e indolencia contra manifestaciones

Como respuesta a la organización ciudadana y la reactivación de un liderazgo político opositor, el régimen de Maduro apeló al Sistema de Represión para impedir el crecimiento y conexión de distintas protestas.

El uso de fuerza letal en contra de manifestantes pacíficos no ha logrado que las protestas disminuyan en el país, los venezolanos no han dejado de protestar a pesar de la fuerte represión, criminalización, riesgos y amenazas. Los índices mensuales de protesta revelan un crecimiento acelerado de la conflictividad a nivel nacional y mayor participación de ciudadanos en acciones de calle, solo en los primeros 4 meses del 2019 el OVCS logró documentar más de 8 mil protestas en todo el país.

Durante el mes de abril y la primera semana de mayo la represión letal del régimen de Maduro dejó un saldo de 10 manifestantes asesinados. Solo entre el 30 de abril y la primera semana de mayo fueron asesinados 7 manifestantes y se registraron al menos 346 heridos por balas, perdigones e inhalación de gases lacrimógenos.

El OVCS reitera sus exigencias:

Avanzar hacia un proceso de transición para retomar la democracia, el Estado de Derecho y las libertades en Venezuela, mediante la realización de elecciones libres y transparentes.

Realizar las investigaciones pertinentes, de manera independiente, expedita y oportuna, para establecer las responsabilidades correspondientes por la muerte de manifestantes o terceros en el contexto de las protestas.

Poner fin a la orden dada a cuerpos de seguridad y de reprimir a manifestantes, en lugar de velar por su seguridad y resguardo de sus vidas e integridad.

El cese inmediato de la participación de Colectivos Paramilitares, grupos de exterminio y Organismos de Seguridad no facultados para ejercer funciones de control de orden púbico.

Realizar las investigaciones pertinentes, de manera independiente, expedita y oportuna, para determinar las responsabilidades correspondientes por tratos crueles inhumanos y degradantes, y detenciones arbitrarias ocurridas durante las manifestaciones.

Atender las demandas de la población que a diario ve desmejoradas sus condiciones para disfrutar de una vida digna, mediante el ejercicio de su profesión u oficio, con los servicios y sistemas de salud que le garanticen calidad de vida.

Garantizar el pleno cumplimiento y respeto del artículo 68 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el cual establece: “los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley.

Se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas. La ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público”.

Cumplir con el mandato de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre medidas y acciones de orden público según la sentencia de El Caracazo.

La Patilla

Share this post