Leoncenis García le envía un “recadito” a Maikel Moreno que incomoda al régimen (Comunicado)

Leoncenis García le envía un “recadito” a Maikel Moreno que incomoda al régimen (Comunicado)

Leocenis García, coordinador nacional del partido Prociudadanos, envió un mensaje al presidente del Tribunal Supremo de la dictadura de Nicolás MaduroMaikel Moreno, al cumplirse 12 años de prohibición de salida del país.

lapatilla.com

Maikel Moreno
Presidente del Tribunal Supremo de Justicia
Su despacho

Caracas 18 de junio de 2019 

Junto con saludarlo, paso a exhortarlo en los siguientes términos.

Este año cumplo 12 años con prohibición de salida del país. La misma ha sido dictaminada y renovada por varios tribunales del país. Amén de que se ha decretado 11 veces mi privativa de libertad.

La más importante de ellas, está justificada en el delito de legitimación, pero hasta hoy, en EEUU y bancos del mundo, nadie me ha levantado un alerta por tales delitos. El expediente, que cursa en el Tribunal 11 de Juicio, dice que recibí altas sumas de dineros de Eligio Cedeño para desequilibrar el régimen, conjuntamente con un plan de desestabilización enviado por el ex presidente colombiano Álvaro Uribe. Todo el chiste se cuenta solo.

Al cumplir 12 años con prohibición de salida del país, le recuerdo que, el artículo 244 del Código Orgánico Procesal Penal, similar al derogado 253, señala que las medidas de coerción personal no podrán exceder de dos años.

Resulta evidentemente excedido el referido lapso, toda vez que, de acuerdo con el criterio fijado por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, todas las medidas cautelares, cualesquiera que ellas sean, cesan o decaen con el cumplimiento del lapso hoy regulado en el artículo 244 del Código Orgánico Procesal Penal, salvo que la dilación procesal sea imputable a los procesados.

Tal situación, con motivos políticos, ha impedido que pueda representar a mi Movimiento Prociudadanos, en el ámbito internacional.

El caso que iniciaron estás medidas están rodeadas de irregularidades tanto en el procedimiento que dio origen a la investigación como en la obtención de las pruebas que ofrece el Ministerio Público, es difícil de creer que el imputado puede producir por sí mismo más daño a la investigación que el que puede evitar el estado con todo su aparato de investigación…Concederles a los órganos de investigación del estado un poder tan grande, supondría desequilibrar las reglas de igualdad en el proceso. Además, si el Estado es ineficaz para proteger su propia investigación, esta ineficacia no se puede cargar al imputado.

Leocenis García
Coordinador Nacional de Prociudadanos

La Patilla.