Crudo criollo tiene un futuro negro

Crudo criollo tiene un futuro negro

Este 27 de julio vencía la autorización del gobierno de Donald Trump (Orden Ejecutiva 13850) para que la petrolera Chevron continuara operando en Venezuela a pesar de las sanciones impuestas por Estados Unidos a funcionarios y empresas de nuestros país, pero ayer se decidió extender el permiso hasta el 25 de octubre de este mismo año.

En un comunicado el Departamento del Tesoro aclaró que se “excluye expresamente cualquier transacción o trato relacionado a la exportación o la reexportación de diluyentes, de forma directa o indirecta, hacia Venezuela”.

Vale recordar que en enero de este año el Departamento del Tesoro penalizó a Pdvsa como una medida de apoyo al designado por la Asamblea Nacional (AN) como presidente encargado de la República, Juan Guaidó.

La medida afectó a 7 mil millones de dólares en activos de la estatal petrolera e implicó que los pagos de ese país por crudo fueran depositados en cuentas bloqueadas del holding para trasladarlos en un futuro a una eventual administración formal del también titular de la Asamblea Nacional (AN).

Antes del anuncio, versiones extraoficiciales indicaban que altos funcionarios norteamericanos estaban divididos entre extender el permiso o no, puesto que sería el país y su incipiente producción petrolera los más perjudicados.

Chevron que lleva en territorio criollo casi un siglo produce, más las empresas Hallburton, Schlumberger, Weatherford y Baker Hughes que también tienen licencia, alrededor de 200.000 barriles diarios que según expertos, representaban un poco más de la cuarta parte de la producción criolla para el mes de junio, ubicada en 734 mil barriles diarios.

Expertos como el exdirectivo de Pdvsa, José Toro ardy y el economista Luis Oliveros coincidieron en que así se quede Chevron la industria petrolera nacional y la producción seguirán en picada mientras no haya inversión. 

Declive. “Segurirá el declive de la producción petrolera en el país porque no se han hecho inversiones desde hace ya bastante tiempo, aunado a la corrupción. Se ha mantenido la producción donde está Chevron y así no se vaya, igual la producción seguirá cayendo sólo que con menor intensidad que la que ocurriría de irse”, acotó Hardy.

Destacó el hecho de que Juan Guaidó se adelantara al anuncio y expresara su respaldo a la empresa Chevron en cualquier escenario, dándole garantías de que sus activos serían respetados.

De acuerdo con cifras de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) la producción del llamado oro negro para junio de 2019, representó 16 mil barriles diarios menos que el mes de mayo. Aunque el gobierno de Nicolás Maduro aseguró que para el mismo período se dieron 1.047.000 barriles de crudo al día. En 2013 la OPEP daba cuenta de 2.356.000 b/d. y desde 2017 está en picada. Especialistas lo atribuyen a la falta de inversión en la industria y a la corrupción.


Toro Hardy afirmó que de haberse continuado el plan previsto con la apertura petrolera en la década de los 90 hoy se estarían produciendo más de 5 millones y medio de barriles por día. “Sin la participación de la Chevron en la Faja Petrolífera del Orinoco a través de empresas mixtas no creo que Pdvsa pudiera mantener esa operación por si misma y quizás el régimen de Maduro hubiera recurrido a otra empresa rusa (Rosneft) o china para reemplazarla, pero no sé si estarían dispuestos a seguir asumiendo riesgos en Venezuela, no lucía”, añadió Toro Hardy.

Cabe destacar que las compañías incluidas en la prórroga (Hallburton, Schlumberger, Weatherford y Baker Hughes) prestan servicio de mantenimiento de pozos y taladros consideradas áreas críticas en la industria que solo cuenta hoy día con 22 taladros de 48 que tenía en el mes de enero, 51 en el año 201771 en el 2016.

Un portavoz de la petrolera habría confiado a la agencia de noticias Reuters que tenían esperanzas de permanecer en Venezuela luego de este sábado y en efecto así sucedió aunque el plazo no fue demasiado extendido, solo tres meses. Así, Chevron sigue siendo la única petrolera de EEUU en nuestro el territorio.

El secretario de Estado Mike Pompeo y el asesor económico de la Casa Blanca Larry Kudlow estaban entre quienes apoyaron dicha permanencia. 

Simbólico. El martes 23 de julio el Parlamento nacional había aprobado un acuerdo que intentaba proteger los activos de Chevron en caso de que debiera abandonar el país y ante el riesgo de expropiación que corre con la administración de Maduro.

El texto señaló que en consideración a que Chevron es accionista minoritario de las empresas mixtas Petroindependiente, Petroindependencia, Petroboscan y Petropiar, al igual que participa en actividades de gas no asociado por medio de una licencia en la plataforma deltana y que por la Orden Ejecutiva 13.850 podría verse obligada a cesar operaciones a partir del 27 de julio de 2019, lo que constituiría un evento de fuerza mayor, garantiza en su artículo 1 “la propiedad privada de los activos deChevron Corporation y sus empresas filiales en Venezuela, asociada a la realización de actividades de hidrocarburos y gas natural no asociado”.

“El acuerdo de la AN buscaba dar tranquilidad, entre comillas a la Chevron, en el sentido de que se compromete a que después del gobierno de Maduro le serían devueltos sus activos, mientras tanto es solo simbólico”, dijo Luis Oliveros.

Diario 2001.