Trasladan cuerpo de capitán Acosta Arévalo “custodiado” hasta el Cementerio Este

Trasladan cuerpo de capitán Acosta Arévalo “custodiado” hasta el Cementerio Este

El cadáver del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo será sepultado en el Cementerio Este, pese a que la voluntad de la familia era realizar las exequias en Maracay, donde reside la mayor parte de la familia 


A las 12:25 del mediodía de este miércoles partió el carro fúnebre de la Merdicatura Forense de Bello Monte, con el cadáver del capitán de corbeta, Rafael Ramón Acosta Arévalo, para ser trasladado hasta el Cementerio Este, pese a que la familia aspiraba realizar las exequias del militar en la ciudad de Maracay, donde reside la mayor parte de la familia.

La carroza abandonó el lugar escoltada por una patrulla de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), quienes, desde tempranas horas de la mañana, se apostaron en las inmediaciones de la morgue de Bello Monte con equipos antimotines.

El Tribunal 36° en funciones de Control del Área Metropolitana de Caracas autorizó al Ministerio Público para inhumar el cadáver del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo.

Alonso Medina Roa, abogado del capitán de corbeta, calificó el procedimiento como “una inhumación controlada por el Tribuna 36 de Control del Área Metropolitana de Caracas”.

“La inhumación controlada, podría interpretarse como una acción de cobardía e irrespeto a la familia del capitán de corbeta, y a la sociedad en general”, expresó el abogado a través de las redes sociales.

Tras ser consultado acerca del resultado de la autopsia, el abogado dijo que la experticia médico forense refleja la realidad de lo ocurrido.”Yo lo maté y yo lo entierro. Algo así se puede interpretar de esto, indicó Medina Roa.

Fuerte custodia

Desde tempranas horas de la mañana de hoy miércoles, funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), custodiaron la sede de la principal morgue de la ciudad. Más tarde, otro componente del mismo cuerpo policial con equipos antimotines, se unió al resto de los uniformados, que se mantuvieron desplegados en la zona durante toda la mañana.

Más temprano, la esposa del Acosta Arévalo, Waleska Pérez, denunció “el procedimiento ilegal” llevado a cabo por funcionarios de la morgue de Bello Monte, quienes pretenden realizar “una entrega controlada” del cuerpo del capitán, “así como lo hicieron con Oscar Pérez”, expresó a través de un vídeo en las redes sociales. De igual forma, negó haber realizado alguna solicitud de servicios fúnebres.

Por su parte, Alonso medina Roa, abogado del capitán Acosta Arévalo

El abogado agregó que la hermana de Acosta Arévalo, María Virginia Acosta, tiene la autorización para retirar el cuerpo de la morgue de Bello Monte. La madre y el abogado del capitán lograron ingresar a la sede de la morgue para el reconocimiento del cadáver.

La diputada de la Asamblea Nacional, Delsa Solórzano, acudió a la medicatura forense y denunció frente a los medios de comunicación que están obligando a los familiares a enterrar el cuerpo en el Cementerio del Este, el cual, según dice, está controlado por funcionarios del Fuerza de Acciones Especiales (Faes).

Hasta el día de hoy el cuerpo del capitán Acosta Arévalo, cumplió doce días en la medicatura forense, luego de que falleciera el pasado 28 de junio, por presuntas torturas mientras estaba bajo custodia de funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

El cuerpo del hombre de 50 años de edad, tenía 38 lesiones, según el acta inicial de investigación penal, elaborada por la División de Investigaciones de Homicidios del Cicpc.

El capitán de corbeta fue recluido en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) desde el sábado 22 de junio, junto a otros militares, por su presunta implicación en los supuestos planes para asesinar al mandatario Nicolás Maduro, su esposa Cilia Flores y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

El cadáver fue llevado a la morgue de Bello Monte donde un equipo de la Unidad Criminalística del Ministerio Público le practicó la autopsia en presencia de la fiscal Marbella Vargas. Al concluir, anotaron que la muerte de Acosta Arévalo fue causada por “edema cerebral severo debido a insuficiencia respiratoria aguda debido a tromboembolismo pulmonar debido a rabdomiólisis por politraumatismo generalizado”.

Tal Cual.