Contraloría investiga a Fajardo, Ramos y Gaviria en caso Hidroituango

Contraloría investiga a Fajardo, Ramos y Gaviria en caso Hidroituango

La Contraloría General anunció este jueves que abrió una investigación contra 34 presuntos responsables fiscales por las irregularidades en el proyecto de la hidroeléctrica Hidroituango, en Antioquia, que habrían causado un presunto detrimento de 4 billones de pesos.

Ese detrimento se calcula al sumar los $ 1.1 billones del lucro cesante (por la demora de la hidroeléctrica para entrar en operación) y $ 2.9 billones de pesos por la destrucción de bienes del proyecto y el pago de mayores valores injustificados.  

Fuentes le confirmaron a EL TIEMPO que entre los exfuncionarios contra los que se iniciará una investigación fiscal están los exgobernadores de Antioquia Luis Alfredo Ramos y Sergio Fajardo, quienes como mandatarios del departamento tuvieron asiento en la Junta directiva de Hidroituango. 

También será investigado el gobernador electo Aníbal Gaviria en su calidad de alcalde de Medellín para la época de los hechos. 

“Hoy se abre el proceso de responsabilidad fiscal a tomadores de decisiones que afectaron la operación de Hidroituango”, aseguró el contralor Carlos Felipe Córdoba, en medio de la rendición de cuentas de la Contraloría. 

También aparecen en la investigación fiscal el exgerente de EPM Juan Esteban Calle y el actual gerente del grupo EPM Jorge Alberto Londoño de la Cuesta. 

Además, según la lista de los 34 investigados conocida por EL TIEMPO, también serán llevados a un proceso fiscal Federico José Restrepo, represnetante legal de EMP y miembro de la junta de Hidroituango; Alejandro Antonio Granda, miembro principal de la junta directiva de Hidroituango; y Fabio Alfonso Salazar Jaramillo, exalcalde de Medellín.

La Contraloría investiga un presunto detrimento de 4 billones de pesos

También serán llamados varios miembros de la Junta Directiva de Hidroituango como Álvaro Julián Villegas Moreno, Hugo Alejandro Mora Tamayo, Sergio Betancur Palacio, Álvaro de Jesús Vásquez Osorio, Ana Cristina Moreno Palacios, Jesús Alfonso Jaramillo Zuluaga, Iván Mauricio Pérez Salazar, Jesús Arturo Aristizábal Guevara, Jorge Mario Pérez Gallón. Rafael Andrés Nanclares Ospina, María Eugenia Ramos Villa
, Sebastián´Álvarez Díaz

En el listado de investigados también aparecen Luis Guillermo Gómez Atehortúa, representante legal de la sociedad Hidroituango; Jhon Alberto Maya Salazar, quien también cumple esa función, y Luis Javier Vélez Duque, representante legal de la Sociedad EPM Ituango; y Wilson Chinchilla, representante de EPM  en la junta directiva de Hidroituango. 

Entre los investigados también aparecen varias firmas como Gestión y Auditoría Especializada, quienes debían prestar los servicios de auditoría del contrato; Integral S.A., quien desarrolló los proyectos de prefactibilidad y factibilidad del proyecto, así como los diseños de las vías. Como miembro del Consorcio Generación Ituango, Integral S.A. hizo los estudios socioeconómico y predial y los diseños de las obras principales.  

Otra de las empresas investigadas es Integral Ingeniería de Supervisión, que absorvió a la empresa Solingral, firma que hizo parte del Consrocio Generación Ituango, que realizó el estudio económico y predial y los diseños. 

En la lista también aparecen los constructores: los tres integrantes del consorcio CCC Ituango, los dos integrantes del consorcio Túneles Ituango FS., y los dos integrantes del Consorcio Ingetec-Sedic, interventor. Los retos que le esperan a Daniel Quintero en la alcaldía de MedellínLos planes del candidato Aníbal Gaviria si vuelve a gobernar AntioquiaPor incumplimientos en contrato, Hidroituango demanda a EPM

Hidroituango

El Proyecto Hidroeléctrico ItuangoFoto:

Cortesía EPMLas razones de la investigación

Con la apertura de la investigación, los funcionarios y exfuncionarios quedan vinculados al proceso. Lo primero que hará la Contraloría es citar a Fajardo, Gaviria, Ramos y a los demás investigados a una audiencia de versión libre. También decretará y practicará las pruebas necesarias. 

Después, el ente de control procederá a determinar si les imputa cargos, en caso de que encuentre méritos, o si archiva el caso. Si la Contraloría decide imputarles cargos, desarrollará un juicio fiscal con el que más adelante emitirá un fallo en el que determinará si son condenados o no como responsables fiscales en este caso. 

En septiembre pasado, en medio de una auditoría especial de control excepcional, la Contraloría General aseguró que los riesgos en el megaproyecto de Hidroituango se mantienen. 

Hidroituango, uno de los proyectos claves para el desarrollo energético del país, debía entrar en funcionamiento en septiembre del 2018. Sin embargo, por los errores en su planeación, incumplimientos de contratistas y las contingencias que ha sufrido han llevado a que esta megaobra no solo tenga un año de retraso en el que no se ha producido ni un kilovatio de energía –demora que ya ha generado un lucro cesante de 1,1 billones de pesos–, sino que además sea una de las más costosas de su tipo, asegura la Contraloría.

Pero además, la Contraloría General encontró que a Hidroituango, proyecto en el que ya se han invertido más de 10 billones de pesos, se le giraron valores adicionales por 2,1 billones de pesos. 

Infografía inversión Hidroituango

La hidroeléctrica debía entrar en funcionamiento en 2018Foto:

Estos valores girados demás, así como el lucro cesante, serán investigados por la Contraloría como un presunto detrimento patrimonial.  

La Contraloría dice que las mayores inversiones que se hicieron sobre Hidroituango no están justificadas porque “obedecieron a la necesidad de atender situaciones que se presentaron como consecuencia de graves problemas de planeación y en la ejecución del proyecto, atribuibles a la improvisación y la falta de seguimiento y control de los vinculados en calidad de presuntos responsables”. 

En la investigación que la Contraloría lleva por las irregularidades en la planeación y el desarrollo de Hidroituango, el ente de control ha dicho que una de las contingencias en las que se perdió dinero fue la que el proyecto sufrió en abril del 2018, cuando un derrumbe de uno de los túneles de desviación del río Cauca se derrumbó. Esto hizo que los encargados del proyecto tomaran la decisión de pasar el caudal a través de la casa de máquinas, generando daños por 839.454 millones de pesos. 

“Proyectos como el de Hidroituango deben cumplir con altos estándares de diseño y construcción, dado el impacto social, ambiental y económico que producen, pero la conclusión de la Contraloría es que esto no ha sido así”, dice el organismo en un documento de septiembre pasado. 

Proyectos como el de Hidroituango deben cumplir con altos estándares de diseño y construcción, dado el impacto social, ambiental y económico que producen, pero la conclusión es que no ha sido así

La Contraloría asegura que los retrasos y problemas en Hidroituango vienen de tiempo atrás, es decir, incluso antes de la contingencia, pues la estructuración y planeación del proyecto se hizo con estudios ambientales, geotécnicos, de estabilización de terrenos y manejo hídrico que “no fueron suficientes para minimizar el impacto y riesgo materializado”. Es por esto que en la investigación resultan involucrados varios exgobernadores que tuvieron incidencia en esos procesos de planeación y estructuración. 

Las empresas Públicas de Medellín (EPM) han dicho que la hidroeléctrica sigue siendo viable técnica y financieramente, y que, una vez entre en operación, “empezará a generar flujos de caja considerables. La recuperación de la inversión se espera en el largo plazo, como es natural en este tipo de proyectos”.