América es la región con mayor pérdida de empleos debido a la pandemia

América es la región con mayor pérdida de empleos debido a la pandemia

La OIT informó que el continente americano ha perdido en promedio 18,3% de las horas de trabajo

América es la región con más empleos perdidos por el coronavirus, con una caída de 18,3% de horas de trabajo, frente al descenso mundial del 14% en el segundo trimestre de 2020. Así lo informó este martes la Organización Internacional del Trabajo, OIT, lo que se suma a los malos resultados económicos que se conocieron en países como Brasil y Chile.

En una coyuntura que, según la OIT, ha costado el equivalente a 400 millones de empleos a tiempo completo en todo el planeta, América supera a Europa que tuvo una reducción de 13,9% de horas de trabajo, apenas 0,4% más que China y el resto de Asia.

Chile, mayor desempleo en una década

 

Una difícil situación que se ratifica con el anuncio de que Chile tuvo un desempleo del 11,2% entre marzo y mayo, el más alto en una década, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas de ese país.

La tasa de desocupación creció así 4% frente al mismo período de 2019, «siendo la más alta en toda la serie desde 2010».

Brasil retrocedió 3 años

En el caso de Brasil se perdieron más de tres años de esfuerzos fiscales para intentar equilibrar sus deficitarias cuentas públicas. La pandemia desplomó los ingresos tributarios y disparó los gastos del Estado.

Según las estadísticas de las cuentas públicas hasta mayo de 2020 del Banco Central brasileño, el déficit fiscal nominal en 12 meses volvió al nivel que tenía en diciembre de 2016, cuando el gobierno de Michel Temer impuso un severo ajuste fiscal, continuado por el presidente Jair Bolsonaro.

El deterioro de las cuentas aumenta con el agravamiento de la pandemia en un país que ya es el segundo del mundo con más muertos (58.314) y más casos (1,37 millones) de coronavirus.

Una situación que solo tiende a empeorar: el déficit primario de este año superará 111.111 millones de dólares, casi 5 veces la meta que tenía el gobierno.

En medio de esto, Bolsonaro anunció que pagará durante otros dos meses los subsidios destinados a los trabajadores informales y personas sin empleo, en vigor desde abril.

¿Rumbo a los 100.000 casos diarios en EE UU?

Todo esto con una crisis de salud que no cede en América, que tiene a 5 de los 12 países del mundo más afectados por la pandemia, incluido al primero: Estados Unidos.

Sobre el gigante norteamericano, su principal epidemiólogo gubernamental, Anthony Fauci, advirtió que si no se toman medidas, se arriesga a llegar a 100.000 casos diarios, muy por encima de los 40.000 actuales.

El experto aseguró que Estados Unidos, que tiene más de 126.000 muertos y 2,6 millones de casos, va en la dirección incorrecta. Advirtió que no hay garantías de que vaya a haber una vacuna efectiva y segura frente al covid-19, por lo que urgió a los estadounidenses a llevar mascarillas y evitar las multitudes.

Estas advertencias que se produjeron justo antes del fin de semanafestivo del 4 de julio, Día de la Independencia de Estados Unidos, día en que muchos ciudadanos aprovechan para ir a la playa y reunirse a ver los fuegos artificiales.

Fin de la cuarentena en Perú

Perú finalizó este marte su cuarentena nacional tras 107 días, con 285.213 contagios acumulados y 9.677 fallecidos, mientras alista un nuevo paquete de medidas económicas para continuar con la reactivación.

Unas cifras que parecen mostrar que la medida, aplicada desde el 15 de marzo cuando apenas había 71 casos y por primera vez en Latinoamérica, no tuvo mayor efecto a nivel sanitario.

Alertas en Ecuador y Bolivia

Entretanto, menos de un mes después de iniciar la desescalada en Quito, el gobierno ecuatoriano se plantea medidas más estrictas de control en los sectores más propensos ante un preocupante incremento en los contagios.

La situación en la capital, con 6.571 casos y 460 muertes y un crecimiento de casos de casi  68% en 30 días, ha llegado a tal extremo que Guayaquil, que hace 3 meses fue el foco de la pandemia y era identificada como la Wuhan ecuatoriana, envió este martes 21 médicos para ayudar.

Más grave es la situación en la región boliviana de Cochabamba: funerarias en emergencia, hospitales en colapso y cadáveres a la espera de su turno para ser cremados.

«A las familias les decimos que tengan paciencia para enterrar a su ser querido y los cuerpos deben ir a los domicilios por unos cinco a ocho días», afirmó a Efe el presidente de la Asociación de Funerarias de Cochabamba, Juan Carlos Orellana, durante una protesta en la que pidieron más espacio en los cementerios y que se habilite un tercer horno crematorio en la zona.

Costa Rica, por su parte, registró este martes un nuevo récord de casos positivos con 190 en un solo día, para un total de 3.459 contagios y 16 muertes, un máximo que se da luego de que el país comenzó el sábado pasado la fase 3 de apertura económica.

Share this post