Consumo de repollo habría ayudado a Corea y Alemania a contener la pandemia, según estudio

Consumo de repollo habría ayudado a Corea y Alemania a contener la pandemia, según estudio

Investigadores franceses dicen que consumir el vegetal crudo o fermentado (kimchi, como lo comen los coreanos) reduce sustancias que usa el virus para infectar.

Otra de las formas de consumo es en la ensalada de repollo con mayonesa, según el New York Post, que agrega como beneficiosos en este sentido el consumo de pepinillos en salmuera y pepino cohombro crudo.

El estudio explica que la amplia presencia de antioxidantes en estos vegetales mejora los niveles de resistencia al coronavirus dentro del cuerpo, mediante el consumo frecuente.

De 200 candidatas a vacunas contra coronavirus, dos se adelantan y aumentan la ilusión

Los investigadores europeos que elaboraron el estudio, citados por el medio, dicen que la alta ingesta de kimchi (un repollo muy fermentado con otros vegetales y ajo) en Corea del Sur y el chucrut (una preparación diferente con repollo fermentado) en Alemania explicarían por qué esos países tienen una tasa de mortalidad por COVID-19 más baja que otras naciones.

Según cifras de la Universidad Johns Hopkins, Corea del Sur, segundo país después de China donde el coronavirus golpeó con mayor fuerza al principio de la pandemia, cuanta con 13.816 casos y 296 fallecimientos desde que comenzó la emergencia.

Alemania, el país donde primero se presentaron casos de coronavirus en Europa, completó 203.565 casos (500 menos que Colombia) y 9.098, una cifra alta pero que llegó a un punto en el que no siguió creciendo de una forma dramática, como en otros países.
En contraposición al repollo, el cohombro y los pepinillos, el portal chino The Coronavirus Pandemic asegura que la lechuga genera el efecto contrario, con base en los hallazgos de los investigadores europeos.

¡COVID-19 va para largo! Duque estima “un año más” y descarta fin próximo del aislamiento
El portal advierte que este estudio no ha sido revisado por otros científicos y que está supeditado a la fidelidad de la información de los diferentes países en cuanto a la causa de las muertes.

A diferencia de naciones como Alemania y Corea del Sur, la tasa de mortalidad por COVID-19 es muy alta, incluso por encima de la de Estados Unidos (muertes por cada cierto número de habitantes) en países europeos como Bélgica (dos veces la tasa de muertes de EE. UU.), Reino Unido, España, Italia, Francia y Suecia, y se asocia con que los vegetales mencionados no hacen parte de la dieta frecuente.

 

Share this post