Desactivan más de 160 rumbas este fin de semana en Cali

Desactivan más de 160 rumbas este fin de semana en Cali

Aunque las autoridades reportan menos fiestas en Cali, la indisciplina continúa, más de 160 rumbas en vía pública fueron desactivadas el festivo y decenas al interior de viviendas, fenómeno que preocupa a las autoridades por la aglomeración de personas en espacios cerrados.

Pareciera que algunos habitantes de Cali no sintieran temor por el coronavirus o al menos así queda evidenciado en su comportamiento durante las 165 rumbas desactivadas en vía pública el fin de semana.

«Fueron 650 comparendos por comportamientos contrarios a la convivencia, incluyendo en moteles, salas de masaje, incumpliendo en medidas sanitarias», aseguró el general Manuel Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

Durante el festivo hubo más de 20 mil llamadas al 123, de las cuales 817 eran reportes por riñas, 295 denuncias de violencia intrafamiliar y pese al toque de queda y ley seca en 350 viviendas hubo festividades con aglomeración de personas en Palmira.

«La alerta roja para unas comunas, la alerta naranja para el resto de la ciudad significa que, sí todos no ponemos parte en el compromiso de prevenir, contener o mitigar el virus, lo que vamos a tener es un problema social gigantesco, y vamos a terminar llevando a nuestros familiares a cementerios o cremaciones», afirmó Carlos Rojas, secretario de Seguridad de Cali.

En uno de los casos, se sancionaron a 60 personas, entre ellas tres menores, por participar de una gigantesca fiesta electrónica convocada a través de redes sociales.

«La idea es contrarrestar estos fenómenos que son de características especiales porque son un delito y una infracción», aseguró Álvaro Arenas, secretario de seguridad de Palmira.

En el resto del Valle hubo 31 fiestas desactivadas y 16 riñas. El toque de queda entre las 10 p.m. y las 5 a.m. rige hasta el 31 de julio en 40 municipios del departamento excepto en Buenaventura y Cali.

Share this post