Edificios sin real para pintar de gris «a juro»

Publicada en la Gaceta Municipal 4266-3, en la que insta a los comercios y personas naturales a participar en una “propuesta gráfica a implementarse en las rejas metálicas protectoras de edificaciones sean de uso institucional, residencial, de vivienda, locales comerciales o sus fachadas laterales”.

Según reza el decreto municipal, “se deberá incorporar en vinil autoadhesivo o estampado en pintura los elementos presentes en el logo de la celebración de los 200 años de la Batalla de Carabobo. En la cara externa visible de las rejas metálicas protectoras de edificaciones”.

El texto detalla que la pintura a utilizar en el fondo de los protectores o santamarías es de gris claro 560-625 en escala cromática RGB. Asimismo, indicó que el logo no debe sobrepasar los dos metros de alto. Esta estética para las fachadas es utilizada por la Alcaldía desde el año 1994 aproximadamente.

De igual manera, el decreto que data del 11 de mayo del presente año, sostiene que si el tamaño de las rejas o las puertas de los edificios no permite la colocación del logo, el mismo será “estampado en el frontal o el lateral de la edificación. Según sea lo más apropiado a tales fines”.

Un trabajo realizado por la web Crónica Uno refleja que “los comerciantes del extenso bulevar de Sabana Grande hasta ahora no saben nada sobre un logo conmemorativo del Bicentenario de la Batalla de Carabobo y de que posiblemente tengan que pintar en las fachadas, porque no les han solicitado retocar la pintura gris de las rejas o santamarías. El bulevar luce igual que desde hace un tiempo, cada vez con mayor presencia de comerciantes informales, alcantarillas abiertas, estatuas vandalizadas y basura regada”.

Inconformidad con la alcaldía
Para José Gregorio Ochoa, ambientalista y líder comunitario, es un gesto totalitario: «quieren uniformar las plazas, avenidas y bulevares por donde pasarán el jefe supremo y sus invitados especiales durante los actos conmemorativos de la Batalla de Carabobo», reseñó cinco8.com.

“En la avenida Baralt casi la totalidad de las fachadas son grises, pero hasta ahora ninguna luce el logo que solicita la Alcaldía de Libertador”, reseña Crónica Uno.

Muchos comerciantes no tiene claro de quién o quiénes son los encargados de cubrir los gastos de pintar las fachadas. Aclaran que un galón de pintura de esmalte cuesta alrededor de los 10 a 11 dólares; mientras que el cuñete ronda los 22 “verdes”.