Venezolanos en Trinidad y Tobago buscan volver al país tras perder trabajos por la pandemia

Miles de venezolanos que buscaron refugio en Trinidad y Tobago a causa de la situación en su país piden ahora ayuda para regresar a casa, debido a la pérdida de sus trabajos y otras consecuencias provocadas por la pandemia de Covid-19.

La ONG local La Casita de Arima divulgó este lunes que cada vez aumenta el número de venezolanos que quiere regresar, que según estimaciones no oficiales de organizaciones que ayudan a los inmigrantes podría situarse en 8.000 personas.

En mayo de 2019, cerca de 16.500 ciudadanos venezolanos cumplieron con un proceso de registro impuesto por el Gobierno que les permitió trabajar y vivir legalmente en Trinidad y Tobago.

El embajador del chavismo en Trinidad y Tobago, Carlos Pérez, dijo a medios locales que hasta el viernes pasado la legación diplomática había gestionado 350 solicitudes de repatriación, realizadas por teléfono o directamente en Puerto España.

Pérez dijo que la única lista confirmada por las autoridades venezolanas es la que maneja la embajada para los viajes de repatriación que organizan los gobiernos de su país y Trinidad y Tobago. Señaló que quienes se comunican con la embajada son evaluados caso por caso.

El diplomático indicó que la principal dificultad que enfrenta la gran mayoría de los venezolanos en Trinidad y Tobago es la falta de empleo, por lo que las autoridades de su país trabajan en un retorno que podría ser por vía marítima o aérea.

“Se están evaluando las rutas más convenientes”, sostuvo, tras matizar que aún no se han resuelto aspectos de logística.

Una lista de solicitudes de ayuda para el retorno a Venezuela, la gestiona la ONG La Casita de Arima a través de conversaciones con funcionarios del Ministerio de Seguridad Nacional.

El ministro de Seguridad Nacional, Fitzgerald Hinds, dijo que es consciente de que algunos venezolanos quieren regresar a su país pero que, hasta el momento, no se ha tomado una decisión al respecto.

Hinds sostuvo que hace aproximadamente dos semanas tuvo una reunión con portavoces de los venezolanos que están presentes en el país.

Dijo que no se mencionó en esa reunión la cantidad de personas que esperaban regresar a Venezuela, ni se habló de la posibilidad de un regreso gratuito.

Hinds señaló que en la reunión se abordaron otros temas como la trata de personas y la protección legal de este colectivo.

La directora de La Casita de Arima, Andreina Briceño, confirmó que se habían registrado muchas personas que querían volver a casa.

Desde mediados de abril, precisó, cientos de venezolanos habían comenzado a pedir ayuda a las organizaciones de apoyo a los refugiados y a través de las redes sociales para regresar a casa.

“En conversaciones recientes con el Ministerio de Seguridad Nacional hubo propuestas para la repatriación de venezolanos, ya que el objetivo es lograr una salida para la gran mayoría a través de embarcaciones”, precisó Briceño.

Dijo que el objetivo es promover un retorno seguro y digno por su propia voluntad. En las últimas semanas, varias familias venezolanas informaron a través de las redes sociales que habían sido desalojadas de sus hogares por no hacer frente a los alquileres. Además, cientos de venezolanos se han puesto en contacto con organizaciones sociales para pedir comida ante la falta de recursos.