Disfrute haciendo su propio pan de jamón con esta receta de Claudio Nazoa

Disfrute haciendo su propio pan de jamón con esta receta de Claudio Nazoa

El humorista Claudio Nazoa tiene su propia receta de pan de jamón y ha decidido compartirla con todos los venezolanos. Es de fácil preparación —lo difícil será conseguir los ingredientes, pero usted puede intentarlo— y, sobre todo, bastante particular porque la forma como lo va guiando para que logre armar sus panes es muy divertida.

La invitación de Nazoa es a que usted “olvide tanto problema” y “se arriesgue a preparar este pan”. A continuación le decimos qué necesita y cómo debe proceder, paso a paso.

Ingredientes:

1 kilo y medio de harina de trigo

2 cucharadas de levadura fresca (en granos o en pasta)

200 gramos de mantequilla o margarina

3 huevos

200 gramos de azúcar

½ litro de leche (de vaca)

400 gramos de tocineta ahumada

1 kilo de jamón (pierna, espalda o ahumado)

200 gramos de pasas

200 gramos de aceitunas sin semillas

150 gramos de papelón o panela

Procedimiento:

En una taza de agua eche dos cucharadas de levadura fresca. Déjela reposar por cuatro minutos.

Entibie la leche, agréguele la sal y el azúcar.

Coloque sobre una mesa 1 kilo de harina en forma de volcán, agregue la levadura crecida y mezcle con la mano. Añada 2 huevos enteros, la mantequilla y poco a poco la leche, hasta que los ingredientes se hayan homogeneizado; en caso de que la masa esté muy aguada, para eso es el otro medio kilo de harina que le dije al principio que reservara. Si no se reservó, eso no es culpa mía. Deje reposar la pelota de masa por 35 minutos en un sitio tibio.

Mientras tanto, con la ayuda de alguna persona que esté en su casa, prepárese un buen palo para descansar, péguele a los muchachos que estuvieron molestando durante la preparación de la masa sin el peligro de que se le queden adheridos pedazos de masa en sus tiernas nalguitas o en sus inocentes cabecitas, o haga las llamadas que no podía hacer mientras tenía las manos llenas de harina.

Corte las aceitunas en rueditas. Ponga a remojar las pasas. Échese otro palo, tómese su tiempo. Avísele a sus amigos que está haciendo pan de jamón; si ellos dicen que quieren, dígales que sí pero que lleven como mínimo una botella de whisky o una caja de Pomar Reserva, y usted, a cambio, los dejará probar el pan, si le dicen que no, dígales: Quién los manda a pedir.

Ponga el jamón y la tocineta en un plato en forma ordenada para que se vaya viendo bonita la cosa.

Supongamos que ya pasaron los 35 minutos y procedemos a hacer el pan propiamente dicho, después de darnos cuenta de que no hay un rodillo en la casa y hay que salir corriendo a buscarlo por todo el vecindario. Divida la masa en 2 partes y estírela con el rodillo hasta formar un rectángulo; sobre ese rectángulo esparza el jamón y la tocineta hasta cubrirlo completamente de forma que, aunque queramos, no podamos ver ni un pedacito de masa. Póngale las pasas y las aceitunas. Si es para venderlo póngale poco, pero si es por placer y para quedar bien con su familia, póngale muchísimo. Enrolle el rectángulo de allá para acá, hasta formar un rollo que más tarde será un pan. Con los dedos aplaste ambas puntas para que no se derrame el contenido. Guarde un pedazo de masa para decorar. Deje reposar el pan crudo durante 30 minutos antes de meterlo al horno, el cual hemos calentado a 250º. Cuando el pan lleve en el horno 20 minutos, sáquelo y proceda a pintarlo con papelón rallado al cual hemos agregado un huevo entero.

El pan estará listo, aproximadamente, un una hora y pico; pero, recuerde, el tiempo se lo da la lógica (no lo deje quemar).

Con esta receta salen aproximadamente tres panes.

Publicado en El Nacional

Share this post