¿Cuánto tiempo estará EEUU luchando contra el coronavirus?

¿Cuánto tiempo estará EEUU luchando contra el coronavirus?

En cuestión de días, millones de estadounidenses han visto como sus vidas daban un vuelco por las medidas para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Calles normalmente bulliciosas están desiertas y las familias se atrincheran en sus casas. Muchos de los que se aventuran a salir al exterior tratan de mantener una distancia de seguridad con cualquiera que se encuentren, aunque estén haciendo fila para comprar productos ahora preciados como el gel desinfectante. Los padres hacen malabares para cuidar a sus hijos ante el cierre de las escuelas, quizás para lo que resta de curso. Y los restaurantes están vacíos y optan cada vez más por funcionar solo para reparto a domicilio.

¿Cuánto durará esto? Los científicos dicen que no hay una respuesta sencilla a esta pregunta.

“En muchos sentidos, esta situación no tiene precedentes. Estamos intentando tomar algunas medidas para frenar la expansión y el impulso de esta pandemia”, apuntó Stephen Morse, investigador de enfermedades en la Universidad de Columbia en Nueva York.

Sí, ha habido brotes previos de enfermedades de los que los científicos pueden sacar algunas conclusiones pero, en esos casos, se permitió que siguiese su curso. “Por lo que esos modelos no se aplican con precisión”, añadió Morse.

El presidente Donald Trump dijo el lunes que Estados Unidos estará lidiando con la crisis hasta julio o agosto. Y el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, señaló que el número de casos de coronavirus en el estado podría alcanzar su apogeo, que no terminar, en 45 días.

El mensaje general es que el país estará luchando contra este brote viral durante unos meses, no días ni semanas.

Cada modelo sobre la propagación de la enfermedad se basa en datos y suposiciones sobre dinámicas de población, demografía, capacidad del sistema de atención médica y otros factores, explicó Rebecca Katz, experta en salud pública de la Universidad de Georgetown.

El desafío para diseñar modelos sobre lo que ocurrirá en Estados Unidos es que los limitados recursos para realizar las pruebas del COVID-19, la enfermedad provocada por el coronavirus, suponen que los investigadores no sepan cuál es el punto de partida ni cuánta gente está ya infectada.

Por AP

Share this post