Adiós al derroche en el fútbol

Adiós al derroche en el fútbol

Llegan tiempos de austeridad al fútbol. El coronavirus ha descuadrado los presupuestos de los clubes, a los que se les ha cerrado el grifo de ingresos (derechos de televisión, entradas, abonos, marketing…) e intentan sobrevivir aligerando el gasto en los salarios de sus jugadores y trabajadores. Los expertos consultados por AS aseguran que el impacto de la pandemia podría ser un punto de inflexión para un modelo económico que ha llegado a hacer traspasos por 222 millones de euros (el de Neymar al PSG) y sueldos de hasta 8,3 millones al mes (Messi, según L’Equipe). Ahora, son varias las voces las que vaticinan que la burbuja económica del fútbol se va a desinflar y apuestan por limitar los traspasos y los salarios de jugadores.

Gay de Liébana, catedrático en economía, es el primero en analizar esa burbuja: «Todo el mundo del fútbol está asustado y puede haber pinchazo. Habrá prudencia y cordura en el mercado porque no entra dinero. Quizá nada vuelva a ser como antes». Jaime Fortuño, profesor de la EAE Business School, cree que será una bajada del mercado que podrá recuperarse en los próximos años: «Se va a deshinchar, pero volverá. No es un problema del fútbol como negocio. Los superfichajes desaparecerán sólo un año o dos. Ahora será difícil ver grandes fichajes y los clubes se van a pensar hacer grandes inversiones, aunque fichar un Mbappé o Neymar te ofrezca un gran retorno. También afectará a los que quieren vender jugadores como Dembélé y Coutinho y no lo acaben haciendo porque sería por menos de 100 millones».

Carles Murillo, presidente de la Sociedad Española de Economía del Deporte, también apuesta por la austeridad en el próximo mercado y por una reformulación en el sistema: «La burbuja se hincha en la medida que aumenta la demanda y el fútbol ha estrujado la gallina de los huevos de oro con tantos partidos. En la vida estas situaciones te hacen repensar las cosas. Más de uno se pensará en situar las cosas en un entorno más razonable económicamente. No veo factible que se pague mucho por jugadores, salvo los clubes que tienen detrás a personas con muchas reservas. Habrá una devaluación de los precios por jugadores. Este sería el momento para que transitoriamente se imponga una limitación de fichajes al estilo norteamericano. Limitar los salarios y los traspasos. Aunque tendría que ser a corto plazo como medida de choque».

 

Share this post