Plan de ayuda para evitar que propietarios desalojen inquilinos

Plan de ayuda para evitar que propietarios desalojen inquilinos

Durante los días recientes, La Opinión ha reportado los dilemas que enfrentan algunos inquilinos sobre la posibilidad de ser desalojados mientras enfrentan una cuarentena y el riesgo de enfermarse de coronavirus.

Los distintos gobiernos de las grandes ciudades, respaldado por las instancias federales de Estados Unidos, han desarrollado un procedimiento para apoyar a los inquilinos y propietarios, de tal suerte que se puedan prevenir el mayor número de personas echadas a la calle.

La Agencia Federal de Financiamiento de la Vivienda (FHFA) anunció esta semana que ofrecería asistencia económica a muchos propietarios, si no desalojan a los inquilinos en apartamentos en alquiler que han perdido empleos o ingresos debido a la pandemia y no pueden hacer sus pagos de alquiler.

De acuerdo con un portavoz de la FHFA, esta es la primera vez que el gobierno ofrece este tipo de ayuda para beneficiar dos grupos que podrían padecer de los efectos económicos de la cuarentena: inquilinos que no pueden trabajar y generar ingresos; y propietarios que tampoco pueden seguir con sus responsabilidades económicas sin el dinero recibido de su renta.

Los propietarios serán elegibles para la indulgencia hipotecaria por hasta tres meses si poseen propiedades multifamiliares, definidas como edificios con cinco o más unidades. También deben tener préstamos de Fannie Mae o Freddie Mac, según Realtor.

Este apoyo que beneficia directamente a propietarios quienes no deben preocuparse por sus responsabilidades hipotecarias, llega en forma de condonación a hasta 4.2 millones de personas quienes también estarán tranquilos de no perder su techo en al menos 27,000 propiedades.

“Los inquilinos no deberían tener que preocuparse por ser desalojados de su hogar, y los propietarios no deberían tener que preocuparse por perder su edificio, debido al coronavirus”, dijo el director de la FHFA, Mark Calabria , en un comunicado.

Esta ayuda beneficia la economía personal y familiar tanto de inquilinos quienes suelen ganar menos que los propietarios. Los hogares de inquilinos ganaron una media de $41,515 en 2017, en comparación con $77,523 de los ingresos de propietarios, según un informe del Consejo Nacional de Viviendas Multifamiliares.

El gobierno suspenderá todas las ejecuciones hipotecarias y desalojos por al menos 60 días para propietarios de viviendas unifamiliares con préstamos de Fannie o Freddie. Esto afecta a unos 28 millones de prestatarios, aproximadamente la mitad de todas las hipotecas residenciales.

Asimismo, ciudades como Detroit, Nueva York, Washington y Los Ángeles han suspendido temporalmente los desalojos, aunque aún existen localidades que no han seguido esta pauta dentro de su jurisdicción.

Share this post