Coronavirus satura hospitales de San Bernardino; piden al condado de Imperial que restablezca la orden de quedarse en casa

Coronavirus satura hospitales de San Bernardino; piden al condado de Imperial que restablezca la orden de quedarse en casa

El condado de Imperial se ha visto tan abrumado por el coronavirus que el estado recomendó que los funcionarios del condado vuelvan a imponer una estricta orden de quedarse en casa, dijo el gobernador Gavin Newsom.

Newsom también expuso que el estado ha «pausado» la emisión de directrices adicionales que permitirían a los condados apresurar la reapertura de sus economías y aligerar las restricciones, también en respuesta a la aceleración de las hospitalizaciones por COVID-19, incluidos los pacientes gravemente enfermos enviados a unidades de cuidados intensivos.

Al mismo tiempo, los funcionarios del condado de San Bernardino dijeron que los hospitales locales están llegando a la «máxima capacidad» debido a los nuevos casos de coronavirus.

Hicieron hincapié en que todavía hay espacio para más pacientes, pero asegurando que el sistema está empezando a sentir la presión.

El condado informó que consideraría abrir sitios alternativos de atención para pacientes si los hospitales se llenan.

Las autoridades de salud de California dijeron que el aumento en los casos y hospitalizaciones de San Bernardino se debió a las infecciones en los centros de trabajo, así como a transmisiones en prisiones estatales, hospitales, cárceles del condado e instalaciones de enfermería especializada y por la transferencia de pacientes desde el condado de Imperial.

Newsom expuso que en los últimos 14 días, casi una de cada cuatro personas examinadas en el condado de Imperial ha sido positiva para el coronavirus, muy por encima del promedio estatal de uno por cada 20 residentes. Más de 500 pacientes de hospitales han sido trasladados fuera del condado para aliviar la presión en los hospitales de ese condado rural.

Con 5.744 casos y 73 muertes, el condado de Imperial tiene la tasa más alta de casos de coronavirus per cápita en California, según el rastreador del Times. También tiene la mayor tasa de positividad de prueba que cualquier condado en el estado, con un promedio de siete días por encima del 23%, en comparación con el 5.7% en todo el estado, señaló Newsom el viernes.

«Les estamos aconsejando que restablezcan una orden de quedarse en casa, pero actuarán a su discreción», dijo. «Si no pueden llegar a un consenso, estoy comprometido a intervenir, según mi papel y responsabilidad como gobernador en el estado de California».

Imperial se encuentra entre los 15 condados de California que el estado está monitoreando porque han excedido los criterios establecidos para abordar la pandemia, incluidos los umbrales para hospitalizaciones y pruebas de COVID-19 positivas.

La administración de Newsom está trabajando con los funcionarios de salud en esos 15 condados para garantizar que reciban apoyo estatal, ya sea que eso signifique enviar trabajadores de salud o ventiladores adicionales o trasladar pacientes de COVID-19 a otros condados.

El gobernador dijo que la decisión de pausar la publicación de las directrices estatales se tomó hace una semana e influyó en la decisión de Disney de retrasar la reapertura de sus parques temáticos en Anaheim.

«Estamos asesorando y alentando a los condados como Imperial… a cambiar», manifestó Newsom. «Hace más de una semana, como estado, reconocemos que no estábamos avanzando, que ya habíamos detenido la reapertura de ciertos sectores de nuestra economía con las pautas que estaban surgiendo».

Newsom precisó que los funcionarios de salud estatales están trabajando con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para determinar si el brote en el condado Imperial ha sido exacerbado por pacientes con COVID-19 que vienen de Arizona, ahora un punto crítico de coronavirus, y México. El condado limita con ambos.

San Francisco también está pausando la relajación de sus órdenes de quedarse en casa en medio de un aumento en los nuevos casos, anunció el alcalde London Breed.

La ciudad estaba programada para que el lunes permitiera la reapertura de bares al aire libre, museos, zoológicos, salones de tatuajes y servicios de cuidado personal, como salones de belleza y uñas, y estudios de masajes, pero ahora se retrasará, reveló Breed.

«Nuestro proceso de reapertura se rige por los datos y la ciencia», escribió en un tweet. “Los casos de COVID-19 están aumentando en toda California. Ahora estamos viendo un alza en los casos en SF también. Nuestros números siguen siendo bajos pero están incrementando rápidamente».

San Francisco había reportado 3.400 casos del virus y 48 muertes, hasta el jueves.

Newsom señaló el viernes que la decisión fue tomada por las autoridades locales, no por el estado.

«Lo que hizo San Francisco es exactamente para lo que fue diseñado el sistema, y eso es para empoderar a los oficiales de salud locales, en función de las condiciones en sus comunidades», dijo. «Recuerden, no puedo decir esto para cada caso. California no se ajusta igual en todas partes”.

La noticia llega en medio de un número vertiginoso de casos de coronavirus en California.

El estado rompió un récord diario de nuevos casos el lunes, reportando más de 6.000 infecciones por primera vez. Ese número aumentó aún más el martes, cuando se registraron 6.652 nuevos casos. El estado reportó 4.629 casos nuevos el miércoles y 5.069 el jueves, según el rastreador de coronavirus del Times, lo que llevó su total acumulado a más de 200.000.

Las autoridades han atribuido parte del aumento en el recuento diario de casos a más pruebas realizadas y dijeron que otras métricas, como el número promedio de hospitalizaciones diarias y la tasa general de personas que resultan positivas, dan una mejor idea de cómo le está yendo al estado al luchar contra el virus

Ambas métricas ahora sugieren que la propagación del virus se ha acelerado.

California ha visto un aumento del 32% en las hospitalizaciones de pacientes con enfermedad COVID-19 confirmada, y un incremento del 19% en pacientes en UCI con infecciones verificadas, en los últimos 14 días.

La tasa a la que las pruebas de coronavirus confirman infecciones también está en alza. El jueves, el 5.6% de los resultados de la prueba de coronavirus fueron positivos en promedio durante los siete días anteriores; una semana antes, 4.6% volvieron positivos para el virus, según un análisis de Los Angeles Times. Para el viernes, la tasa había aumentado ligeramente a 5.7%, reveló Newsom.

El condado de Los Ángeles sigue siendo un hervidero de nuevas infecciones, representando más del 45% del total de casos del estado y más del 55% de sus muertes por COVID-19. La directora de salud pública del condado, Bárbara Ferrer, informó el jueves arriba de 2.000 casos nuevos por cuarta vez en una semana.

«Como pueden saber, los datos ahora muestran tendencias preocupantes», manifestó Ferrer en un comunicado. «Esta semana hemos visto aumentar los casos, las hospitalizaciones y la tasa de casos positivos en las pruebas».

Después de varias semanas de relativa estabilidad, el promedio de hospitalizaciones diarias más reciente de tres días del condado de Los Ángeles reflejó un incremento del 9%, según el panel del Departamento de Salud Pública que rastrea los criterios para la reapertura.

En total hubo 1.633 pacientes confirmados de coronavirus en hospitales del condado el jueves, con un 25% en cuidados intensivos y un 18% en ventiladores.

Hay gran preocupación de que el aumento pueda colapsar al sistema de salud, si la tendencia persiste.

La Dra. Christina Ghaly, directora de servicios de salud del condado de Los Ángeles, dijo el lunes que, si bien el condado tiene suficientes camas de hospital disponibles, la cantidad que hay disponibles en unidades de cuidados intensivos podría reducirse en las próximas semanas.

Desde entonces, los cuatro hospitales administrados por el Departamento de Servicios de Salud informaron una caída del 36% en el total de camas disponibles en UCI.

La tasa de positividad del condado también está aumentando, alcanzando un 9% el viernes después de mantenerse en un 8% desde fines de mayo, revelaron las autoridades. Un total de 1.020,322 personas en el condado de Los Ángeles habían sido analizadas para detectar el coronavirus y recibieron sus resultados.

«También sabemos que la edad promedio de las personas infectadas, incluidas las recién infectadas, tiende a ser más joven que antes», destacó Ferrer el jueves.

Alrededor del 40% de los casos de coronavirus en el condado de Los Ángeles ocurren entre los 18 y 40 años de edad.

Ferrer dijo a principios de esta semana que era «muy probable» que el aumento en los nuevos casos esté relacionado con personas reunidas durante las protestas, además de grupos de visitantes en restaurantes y fiestas, así como lugares de trabajo recientemente reabiertos donde los empleados están en contacto cercano uno con otro.

El virus también parece estar propagándose más rápidamente en otras partes del estado.

Además de Los Ángeles e Imperial, 13 condados han informado una transmisión elevada de la enfermedad, un aumento de hospitalizaciones o una capacidad hospitalaria limitada que excede las pautas estatales: Contra Costa, Fresno, Kern, Kings, Riverside, Sacramento, San Bernardino, San Joaquín, Santa Bárbara, Santa Clara, Stanislaus, Tulare y Ventura.

El equipo de salud pública del estado está trabajando con esos condados para proporcionar apoyo específico y ayudar a identificar y garantizar que no se abrume el sistema hospitalario.

«Ciertamente, si llegamos a un punto en el que, a pesar de todos esos buenos esfuerzos de colaboración, un condado necesita el apoyo del estado para reintroducir algún nivel de modificaciones en la forma en que la gente se está moviendo, el estado y los condados deben estar preparados para eso”, dijo Mark Ghaly, secretario de salud y servicios humanos del estado, a principios de este mes.

El condado de Orange informó el miércoles de 26 muertes por COVID-19, la mayor cantidad en un solo día. Las autoridades señalaron que no todas esas personas fallecieron en ese día en particular. Los decesos reportados recientemente datan del 9 de mayo, según la Agencia de Salud del Condado de Orange.

Aunque el condado también informó el jueves de 506 nuevas infecciones por coronavirus, la Agencia de Atención Médica local dijo que el número «refleja otro gran lote de casos» de un sistema de informes estatales y que estas personas que dieron positivo «obtuvieron sus muestras en 28 fechas diferentes».

El jueves, el condado anunció otras siete muertes, elevando su número total de decesos relacionados con el coronavirus a 306.

Share this post