Autoridades en varios estados instan a celebrar el festivo del 4 de julio en casa

Autoridades en varios estados instan a celebrar el festivo del 4 de julio en casa

Autoridades instan a celebrar el 4 de julio en casa mientras Trump afirma que la mortalidad está cayendo

El país ha registrado este jueves un nuevo récord de contagios diarios alcanzando al menos menos 52,000, según la Universidad Johns Hopkins. La mayoría de estados que reabrieron y ahora sufren un rebrote se han alineado para imponer restricciones e invitar a los ciudadanos a quedarse en casa durante este festivo 4 de julio.

«No queremos más cierres, pero nuestros cifras [de contagios] están por las nubes», recordó el doctor Cameron Kaiser, funcionario de salud pública en el condado de Riverside, California, a The New York Times. «Por favor, no mezclen a personas de diferentes hogares, incluso si cree que todos están sanos, y en su lugar celebren las vacaciones con las personas con las que vive», declaró.

En Oregon, las autoridades sanitarias recomendaron que la opción «más segura» es celebrar el Día de la Independecia «en casa».

Los líderes estatales de Nebraska sugirieron que los anfitriones que vayan a celebrar comidas al aire libre durante el fin de semana establezcan listas de invitados para facilitar el rastreo en el caso de que alguien se contagie.

En California, el gobernador, Gavin Newsom, anunció detalles de las nuevas restricciones en espacios cerrados, incluidos bares y cines, en 19 condados.

«Antes de las vacaciones del 4 de julio tenemos que incidir en la importancia de llevar máscara y seguir los mandatos de distancia social, especialmente en los condados con playas. No queremos ver un nuevo aumento dentro dos o tres semanas», señaló el político demócrata.

Arizona ha cerrado piscinas, bares, gimnasios y cines, por el aumento de los casos y después de que en mayo el presidente estadounidense, Donald Trump, alabara el inicio de la reapertura económica.

Colorado y Michigan se han retractado de sus planes de apertura de bares, pese a que en muchos condados se habían puesto las vacaciones del Día de la Independencia como hito para alcanzar la nueva normalidad.

En Florida, donde solo este jueves se registraron más de 10,000 casos, el vicepresidente Mike Pence calificó de «innovadora» la respuesta del gobernador republicano Ron DeSantis a la pandemia, pese a los sucesivos récord de infecciones diarias.

DeSantis, alineado con el presidente Trump e impulsor de la apertura economía floridana en plena ola creciente de positivos de COVID-19, insistió que el aumento obedece a más jóvenes infectados e hizo un llamado a los mayores de 65 años a estar alejados de las multitudes y minimizar el contacto con gente fuera de casa.

«Entiendo el hecho de que la gente está cansada de estar encerrada dentro de sus hogares», afirmó Monica Bharel, comisionada de salud pública de Massachusetts. Pero, agregó: «Esta pandemia está lejos de terminar. Debemos seguir vigilantes», según recoge Stat News.

Según los datos de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos y Brasil están dentro del grupo de países que ya aglutinan un 40 % de los casos positivos a nivel global.

Con información de Stat News y The New York Times.

Los hospitales del sur y oeste se vuelven a llenar con rapidez y corren riesgo de colapso

Los hospitales Mississippi, Tennessee, Texas, Nevada y Arizona se están volviendo a llenar con rapidez y establecieron récords de hospitalizaciones el jueves, según publica The Washington Post: una señal de que la pandemia de coronavirus no está controlada, apunta este diario.

Al final de la jornada, el presidente Trump reiteró que considera este aumento relacionado con la mayor cantidad de pruebas de detección realizadas, algo que la mayoría de los expertos consideran como una argumentación insuficiente para explicar los nuevos picos.

«Hay un aumento en los casos de coronavirus porque nuestras pruebas son muy masivas, muy buenas y mejores que en cualquier otro país», tuiteó Trump. «Esta es una gran noticia, pero una noticia aún mejor es que las muertes y la tasa de mortalidad están CAYENDO. ¡Además, las personas más jóvenes se mejorarán con mucha más facilidad y más rápido!».

«Creo que es bastante obvio que no vamos en la dirección correcta», se lamentó por su lado Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas del país, al comentar el aumento de hospitalizaciones durante una transmisión en vivo de YouTube.

En Arizona, donde el virus parece estar descontrolado, los hospitales han tomado medidas similares a las que tomaron Nueva York o Italia cuando sufrieron la pandemia en su punto álgido: ampliación de la capacidad de los centros sanitarios, contratación de personal y retraso de las cirugías selectivas programadas.

Los funcionarios estatales activaron esta semana los protocolos de atención de crisis, que determinan para los hospitales qué pacientes tienen preferencia para recibir ventilación asistida y atención médica a medida que el sistema se acerca al colapso.

«No estamos aplanando la curva en este momento», afirmó Brett Giroir, coordinador de pruebas de coronavirus del gobierno de EE. UU., durante una audiencia en la Cámara de Representantes. «La curva sigue ascendiendo», concluyó.

Con información de The Washington Post.

Kansas ordena la utilización de máscaras de protección solo un día después que Texas

La gobernadora de Kansas, la demócrata Laura Kelly, emitió una orden para que los residentes del estado utilizen máscaras de protección en lugares públicos y lugares de trabajo a partir de este viernes.

Las empresas deben exigir a sus empleados que usen los tapabocas en lugares frecuentados o si están preparandose la comida.

Dos ciudades importantes en Ohio, Dayton y la capital del estado, Columbus, también han anunciado la obligación para usar máscaras a partir de este viernes.

También el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, que impulsó la reapertura del estado en mayo, ordenara el uso de las máscaras para controlar el rebrote de coronavirus.

Con información del USA Today.

México escala al sexto lugar mundial de muertes por la pandemia

México registra 28,510 muertos por COVID-19 y sobrepasa a España en número de decesos escalando este jueves al sexto lugar mundial en mortalidad por la pandemia, que, según expertos consultados por Efe, parece descontrolada.

De acuerdo con los datos más recientes, México alcanzó 231,770 contagios y se disputa con Irán -que este jueves sube a 232,863- ser el décimo país del mundo en casos confirmados.

Ciudad de México, la capital, sufrió cerca de tres veces más muertes entre marzo y mayo de las que registraría normalmente, según datos proporcionados al The Washington Post por Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud federal.

El director de Epidemiología del Gobierno de México, José Luis Alomía, explicó en rueda de prensa que los casos acumulados reflejaron un incremento diario de 2.5 % respecto a la estadísticas del día anterior y los decesos tuvieron un crecimiento del 2.6 %. Con base en esto, comentó que el incremento en los casos acumulados confirma una «tendencia de desaceleración de la transmisión».

No obstante, para los expertos consultados la pandemia no está contenida en el país y tampoco se ha «domado», como ha asegurado en varias ocasiones el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

«En las últimas cuatro semanas hemos ubicado una pandemia sin control», señaló a Efe la epidemióloga Carolina Gómez, de la Sociedad Mexicana de Salud Pública, al hablar sobre la «nueva normalidad», en la que el país vive desde el pasado 1 de junio.

Con información de The Washington Post.

El presidente de Honduras se recupera de COVID-19 y le dan de alta en el hospital

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se ha recuperado del coronavirus, por lo que le han dado de alta en el Hospital Militar, de Tegucigalpa, con la recomendación de estar en aislamiento en su residencia y seguir un protocolo sanitario, informó el propio gobernante.

Hernández agradeció desde el nosocomio a todo el personal que lo atendió para lograr su recuperación, lo mismo que a líderes del exterior y compatriotas que le han expresado su solidaridad, y dijo que seguirá trabajando desde su casa en la lucha contra la pandemia, que hasta ahora ha dejado en su país al menos 542 muertos y 20,262 contagios.

El mandatario fue hospitalizado el 16 de junio, luego de sentir molestias en su organismo y que las pruebas de laboratorio PCR que le practicaron dieran positivo con infiltrados pulmonares, según informes médicos.

Además, presentaba un cuadro de neumonía, mientras que su esposa, Ana García, que también contrajo la enfermedad, es asintomática, pero no fue hospitalizada, sino que se le recomendó seguir un tratamiento en su residencia.

Kim Jong-un insta a los norcoreanos a seguir luchando contra la pandemia

El líder norcoreano, Kim Jong-un, instó a las autoridades a mantener el estado de alerta contra el coronavirus, advirtiendo que relajarse prodría provocar una «crisis inimaginable e irrecuperable», según comunicaron este viernes medios estatales.

A pesar de la advertencia, el dirigente se reafirmó en que el país no ha tenido un solo contagio y que el país ha «evitado completamente la entrada del virus maligno» a pesar de la crisis sanitaria mundial, según la Agencia Central de Noticias de Corea.

[Corea del Norte bombardea la oficina de relaciones con Corea del Sur cerca de la frontera en medio de crecientes tensiones]

Las autoridades de otros países dudan mucho que Corea del Norte haya escapado por completo de la pandemia, dada su pobre infraestructura sanitaria y sus estrechos vínculos comerciales y de viaje con China, donde el coronavirus surgió a fines del año pasado.

Corea del Norte cerró a principios de este año  casi todo el tráfico transfronterizo, prohibió a los turistas y movilizó a los trabajadores sanitarias para poner en cuarentena a quien tuviera síntomas similares a la enfermedad.

Los expertos dicen que el bloqueo autoimpuesto del país está perjudicando a una economía ya golpeada por estrictas sanciones lideradas por Estados Unidos por sus armas nucleares y sus programas de misiles.

Share this post