Lo que oculta el asesinato de “Wilmito”, el pran “mimado de Iris Varela”

Lo que oculta el asesinato de “Wilmito”, el pran “mimado de Iris Varela”

La fama y la malicia de Wilmer José Brizuela Vera, de 33 años de edad, alías “Wilmito” culminó este sábado en la cárcel que una vez dirigió, el Centro Penitenciario de Aragua, mejor conocido como Tocorón. Un hecho que manifiesta ciertas interrogantes de quién fue la mano que acabó con la vida de este criminal.

El día que asesinaron a “Wilmito” se registró además una balacera en el recinto, presuntamente por el control del penal. Luego se corrió la noticia de que este pran había sido ultimado y que su cadáver lo llevaban cargado cuatro reclusos. En ese momento, las autoridades no sabían de quién se trataba, hasta que su identidad fue corroborada por medio de captahuellas arrojando que era “el consentido de Iris Varela”, como le decían.

Desde el momento de su muerte, El Cooperante conoció que las autoridades manejan dos hipótesis, la primera es que presuntamente podría haber sido asesinado a manos del principal pran de Tocorón, el “Niño Guerrero”, por el control del “carro”, es decir por el manejo de los demás presos.

Extraoficialmente se conoció que el “Niño Guerrero” ese día del crimen mandó a llamar a“Wilmito”, quien se encontraba en la cárcel luego de que le revocaran un beneficio de régimen de confianza tutelada, otorgado por la ministra Varela.

El “Niño Guerrero” le dijo a Brizuela: “hermano o es usted o soy yo mano y usted sabe cómo es esto” y presuntamente le propinó los tiros.

Cuando ocurrieron los hechos el padre y la esposa de Brizuela identificada como Yaiscar se encontraban en la cárcel y el “Niño Guerrero” presuntamente les dijo que se fueran del centro penitenciario, que ya no tenían nada que hacer allí.

La otra hipótesis que se presenta es que uno de los pranes de la cárcel Vista Hermosa, situada en Ciudad Bolívar, y que fue dirigida también por “Wilmito”, hayan ordenado matar a Brizuela en Tocorón, un hecho que hasta ahora se encuentra en averiguaciones.

Brizuela resultó preso en 2004 y lo condenaron a 23 años y cuatro meses por homicidio, secuestro y robo de blindado. Se mantuvo ausente hasta 2010 cuando participó en el intento de homicidio contra la presidenta del Circuito Judicial Penal del estado Bolívar, Mariela Casado, según el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), él ordenó el asesinato, que no dio sus frutos.

En 2011, “Wilmito” llevó a cabo en la cárcel de Vista Hermosa una huelga de hambre, a la que se le sumaron 90 reclusos. Un grupo de psicólogos evaluó, según El Universal, en2012 a Brizuela y concordaron que “este no tiene ninguna autocrítica, baja tolerancia a la frustración, alto coeficiente intelectual, no reconoce el daño causado a la sociedad ni que haya hecho nada malo y asume que sus principios e ideales son prioritarios. No valora la vida humana de sus semejantes ni la convivencia ciudadana; no escatima esfuerzos ni le preocupa las consecuencias de sus acciones con tal de obtener sus objetivos”.

 

El Cooperante

Share this post