Precio del pescado aumentó 655,7% en un año

Precio del pescado aumentó 655,7% en un año

La tradición de consumir pescado durante Semana Santa se ha convertido en un lujo para muchos consumidores ante los elevados precios: en un año se incrementó, en promedio, 655,7%, al pasar de 2.000 a 9.111 bolívares el kilogramo.

Ana Díaz / El Nacional

Las caras de asombro de los compradores fue el denominador común durante el recorrido que se realizó por mercados municipales, supermercados y pescaderías. “¡Olvídate del carite, mero o pargo, lo que sale es cazón y corocoro, si acaso!”, manifestó María Rodríguez en el mercado de Chacao.

Los precios presentan diferencias sustanciales entre un establecimiento y otro. En los mercados de Quinta Crespo y Chacao promedian 7.990 bolívares y 9.500 bolívares el kilogramo, respectivamente, mientras que en las pescaderías y supermercados el promedio es de 12.950 y 15.114,5 bolívares por kilo.

“Haré el sacrificio. Soy católica y cumplo con el precepto de la abstinencia de comer carne, pero a mi familia no puedo arreglarla con un pescado lleno de espinas y de mala calidad”, expresó Mariana Salazar.

Los comerciantes de los establecimientos coincidieron que en años anteriores para estas fechas se registraba un repunte importante en la demanda. “Este año las ventas están flojas, pero esperamos se recuperen en la medida en que se acerque la Semana Santa”, dijo el dueño de una pescadería del este de Caracas.

Otro encargado de un puesto en Quinta Crespo señaló: “La gente se lleva lo más barato como la sardina, el corocoro, el dorado, el cazón y el roncador. Las cabezas, colas y recortes de distintos pescados las piden bastante porque es la opción más económica para hacer una sopa o un guiso”.

En los establecimientos visitados se observó que la oferta del producto no es uniforme. En los supermercados se consigue pescado salado y congelado, mientras que en la pescadería despachan el fresco y en los mercados municipales se expende este último más el salado.

Benito Cisneros, trabajador de una fábrica, dijo que desde hace cuatro años, cuando el precio del pescado fresco comenzó la gran escalada, optó por el pescado salado. “Si bien es costoso, rinde más porque cuando compras un carite fresco te llevas más de un kilo, mientras que salado no tiene cabeza ni cola y además se desmecha”.

Con información de El Nacional

Loading...

Share this post