Ramón José Medina: el “opositor ” socio de la boliburguesia chavista

Ramón José Medina: el “opositor ” socio de la boliburguesia chavista
Ramón José Medina es hijo de un importante hombre venezolano quien fue abogado, ensayista, crítico y esencialmente poeta, hablamos de José Ramón Medina, quien además ejerció como Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, fue Fiscal General de la Nación y Contralor de la República.
Por su parte, Ramón José Medina es abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello en 1975. Es especialista en Derecho Mercantil de la Universidad Central de Venezuela, de donde egresó en 1979.
Se desempeñó en la administración pública como consultor jurídico y viceministro de Fomento; formó parte del Consejo de Asesoría Jurídica de la Administración Pública. En el extinto Congreso de la República fue diputado por el partido socialcristiano Copei, donde formó parte de la Comisión Permanente de Finanzas. Luego en tiempos del chavismo, entre 2000 y 2005, llegó a la nueva Asamblea Nacional como diputado de Primero Justicia. Allí fue presidente de la Comisión Permanente de Energía y Minas de la AN.
Del mismo modo integró la Junta Directiva de Monte Ávila Editores, de la Fundación Biblioteca Ayacucho, de la Galería de Arte Nacional y de la Editora El Nacional. Forma parte del directorio del Ateneo de Caracas, Fundateneo Festival, Fundación Corp Group, Banco del Libro y la ONG Libertad de Expresión.
Dirige la firma Aventin Consulting Group, dedicada a servicios administrativos, contables, legales y fiscales y es socio consultor de Torres Plaz & Araujo, TPA, un despacho jurídico que abarca diversas áreas: mercantil, tributaria, minería, petróleo, finanzas, seguros, inversiones extranjeras, entre otras.
También fue asesor legal y directivo del Banco Occidental de Descuento, BOD, entidad financiera a la que se señala de la compra del  grupo de editorial más grande de Venezuela, la Cadena Capriles.
Formó parte de la Mesa de la Unidad Democrática, organismo que aglutina a la oposición venezolana. Allí se desempeñó como secretario ejecutivo adjunto. Le correspondió, luego de las elecciones presidenciales de 2013, coordinar el equipo técnico para el proceso de auditoría de los resultados, en representación del Comando de campaña Simón Bolívar de la MUD.
Levantó roncha en la MUD
Hasta el 31 de julio de 2014 figuró en la directiva de la MUD. A dicho cargo renunció luego de emitir unas polémicas declaraciones que hizo el 11 de julio de ese mismo año sobre el encarcelamiento del líder del partido Voluntad Popular, Leopoldo López.
En un programa de televisión aseguró que la MUD no hacía gestiones para lograr la excarcelación de López porque fue él mismo quien buscó que lo metieran preso. “Para sacarlo de la cárcel no tenemos ningún plan porque aquí el único que inventó el plan fue él mismo, o sea, él fue el que se entregó, entonces, es complicado ”.
Como era de esperarse, tales declaraciones levantaron roncha en el seno de la confederación opositora y desde la tolda de Leopoldo López, Voluntad Popular, reclamaron su cabeza. Fue el coordinador nacional adjunto de esa organización, Freddy Guevara, quien exigió su renuncia a la MUD.
“Lamentamos que el foco de hoy sea responderle aquellas personas que deberían defender los Derechos Humanos de los venezolanos. Mientras Antonio Ledezma, María Corina Machado, Copei, Un Nuevo Tiempo y Voluntad Popular estamos haciendo un enorme esfuerzo por reunificar la Unidad, este señor, ofrece declaraciones tan lamentables, infelices e irresponsables. Ramón José Medina secundo además la represión de Nicolás Maduro, quien además dijo en cadena nacional que ‘quienes buscaron la salida consiguieron fue la entrada a la cárcel. Ramón José Medina no representa a los factores de la Unidad Democrática ”, dijo Guevara.
De lo dicho se arrepintió públicamente, pues “fue algo impertinente. Evidentemente es un mal chiste y me da vergüenza un tema como esto”. Luego presentó su dimisión, pero no sin antes lanzar algunos dardos a miembros de la oposición a quienes no identificó: “Quizás suene ilusorio que aún tengamos la convicción de seguir adelante en estas tareas desde otros espacios. En especial para aquellos que ironizan de la Unidad y de la factibilidad de retomar el camino de la democracia. Aquellos que con talante lampedusiano preconizan una concepción fatalista de estos intentos y defienden las fórmulas utilitaristas del poder. Ahí están haciendo fila los “mujiquitas”, los muñecos de ventrílocuo que parlotean sin ideas propias, los cortesanos de faldones, cuyas alabanzas les han dado tanto rédito, agrediendo insultando, vejando y ofendiendo sin límites” .
Sus intereses
Desde entonces se han hecho más patentes las dudas que encierran muchos acerca de su real carácter opositor.
Y no es que anteriormente a esto no se le cuestionara, pues sus intereses, al parecer, tienen que ver más con lo económico que con lo político y el deseo de restituir la democracia en Venezuela.
Como referimos líneas más arriba, Ramón José Medina fue asesor legal y directivo del Banco Occidental de Descuento, BOD , entidad de la que es propietario y presidente Víctor Vargas, de quien se dice a engrosado su fortuna a la sombra de los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.
Cuando en 2010 aspiró a integrar la Asamblea Nacional, se dijo que Medina más que ir en pos del cargo en representación de un partido político, lo hacía para defender en el parlamento venezolano los intereses de Vargas Irausquín.
“El candidato Ramón José Medina daría como un hecho que resultará electo como Diputado a la Asamblea Nacional. Hasta hace poco Medina ocupaba un cargo directivo en el Banco Occidental de Descuento (BOD), por lo que algunos cuentan sobre el supuesto apoyo financiero que recibiría del banquero Víctor Vargas, a quien según dicen, de seguro retribuirá, de ser electo parlamentario. Medina habría sido quien le ofreció al controvertido abogado Ricardo Koesling el apoyo por parte de la Mesa de la Unidad Democrática para la candidatura del leguleyo opositor por el estado Delta Amacuro” .
Cuando Víctor Vargas quiso comprar el Banco de Venezuela y el gobierno de Hugo Chávez le ganó la partida, perdió 150 millones de dólares que había adelantado como opción de compra. Dado que el propietario para entonces del Venezuela, Emilio Botín del Grupo Santander, se negó a devolver el dinero, Vargas demandó en España y ganó el juicio. “El abogado de Vargas que ganó la demanda contra Botín es Ramón José Medina, una de las figuras más importantes de la oposición en Venezuela y empleado de Vargas desde hace años. Es decir, el famoso ‘banquero de Chávez’, es jefe y empleador de una de las figuras más importantes de la oposición” .
Apagador de incendios
El escándalo de los bolichicos de Derwick sacó a relucir el nombre de Francisco D’Agostino, yerno de Víctor Vargas — D’Agostino está casado con María Victoria Vargas y de paso es hermano de Diana D’Agostino, alcaldesa de El Hatillo y esposa del diputado socialdemócrata Henry Ramos Allup.  El exembajador de Estados Unidos, Otto Reich, demandó a D’Agostino y al resto de bolichicos, por corrupción al ser beneficiada con doce contratos valorados en 3 mil millones de dólares para proyectos eléctricos aprobados en el año 2009 por Hugo Chávez.
El BOD movió todas sus piezas para que el asunto no explotara en Venezuela y para ello comisionó a Ramón José Medina, quien habría de utilizar su influencia y posición en los medios de comunicación para evitar cualquier filtración o pedido de investigación desde la oposición en Caracas.
Como puede verse, el nombre de Ramón José Medida aparece más comprometido con los intereses de Víctor Vargas, que con el lustre que la figura de su difunto padre reviste, los de la oposición y la reconquista de la democracia en Venezuela.
Fuente: PC

Share this post