Síntomas que pueden indicarte que padeces intolerancia al gluten

Síntomas que pueden indicarte que padeces intolerancia al gluten

La intolerancia al gluten es una de las intolerancias alimentarias más comunes. Sin embargo, mucha gente no sabe que la padece, y achaca sus síntomas a otro tipo de dolencia. Dolores musculares, dolores de cabeza, problemas gastrointestinales o problemas en la piel son algunos de sus síntomas más comunes.

Dolores de cabeza o migrañas

Padecer dolores de cabeza o migrañas recurrentes puede estar indicándonos que somos intolerantes al gluten. Comprueba si estos dolores de cabeza suelen aparecer aproximadamente un par de horas después de haber comido alimentos con gluten. Además de intolerancia al gluten, la enfermedad celíaca y la enfermedad inflamatoria intestinal también suelen provocar este síntoma. Otros factores desencadenantes de dolores de cabeza suelen ser el azúcar, el chocolate, la cafeína, el alcohol, el queso, las carnes procesadas o los edulcorantes artificiales. Puedes ir haciendo pruebas eliminando estos alimentos de tus comidas, para comprobar si alguno de ellos es el que está provocando los dolores, de la misma manera que puedes hacerlo con los alimentos que contienen gluten.

Problemas gastrointestinales

Los problemas gastrointestinales de todo tipo también son muy comunes en personas que tienen intolerancia al gluten. Los más comunes son gases, hinchazón estomacal, ardor de estómago, calambres abdominales, diarrea o estreñimiento. Comprueba si alguno de estos síntomas aparece después de haber consumido algún alimento con gluten para determinar una posible intolerancia.

Fatiga extrema

Cuando sufres intolerancia al gluten, al consumirlo provoca una reacción alérgica en el intestino que irrita la mucosa, impidiendo que se absorban correctamente los nutrientes de los alimentos. A causa de esto, el cuerpo no recibe los nutrientes esenciales para poder funcionar correctamente. Es por esta razón que es muy común que las personas que no saben que tienen intolerancia al gluten padezcan de fatiga crónica o extrema.

Problemas cutáneos

La intolerancia al gluten puede provocar diversos problemas en la piel como erupciones, picazón, ampollas, eczemas, acné, dermatitis o incluso psoriasis. Por otra parte, los problemas de absorción de nutrientes también pueden provocar una carencia de vitamina A, que es indispensable para mantener una piel y un cabello saludables.

Dolores musculares

La intolerancia al gluten puede causar inflamación en el cuerpo, lo que puede llevar a dolores musculares, articulares, entumecimiento u hormigueo. Estos dolores junto a la fatiga extrema y otros síntomas pueden confundirte para pensar que padeces de fibromialgia. Si padeces fibromialgia, intenta eliminar el gluten de tu dieta durante unas semanas, para descartar que se trate una intolerancia. Por otra parte, esta inflamación del cuerpo también puede provocar problemas respiratorios como asma.

Fuente: misremedios 

Loading...

Share this post