Acusan al Cicpc de asesinar a dos jóvenes en Bolívar en dudoso operativo

Familiares de Edinsson Mijares y de Luis Alfredo García aseguran que los funcionarios del Cicpc abusaron de su poder para cometer ejecuciones extrajudiciales


Familiares de Edinsson Fernando Mijares Duque y Luis Alfredo García Marín, oriundos de Maturín, estado Monagas, denuncian que ambos fueron asesinados por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), el pasado 14 de mayo, en un apartamento en Puerto Ordaz, estado Bolívar.

Los dos jóvenes, Edinsson de 29 años y Luis Alfredo de 32, salieron de Maturín el 12 de mayo para reunirse con unos amigos.

Sus familiares aseguran que se trata de una ejecución extrajudicial y no de resistencia a la autoridad como les fue notificado. Denuncian abuso de poder de los funcionarios y exigen justicia para las víctimas.

¿Cómo ocurrieron los hechos?

En el conjunto residencial Aventura, en el sector El Caimito, de la parroquia Unare, municipio Caroní, se encontraban cinco personas más (tres mujeres y dos hombres), quienes están detenidos.

Luego en horas de la madrugada llegaron los funcionarios del Cicpc, quienes sin orden de allanamiento ingresaron al apartamento.

De acuerdo con el reporte policial, los funcionarios llegaron y se produjo un enfrentamiento y encontraron cuatro armas; sin embargo, los familiares dudan que en el lugar haya ocurrido un intercambio de disparos. “Allí no hubo ningún enfrentamiento, había varias personas y solamente mataron a dos. Si hubiese sido un enfrentamiento hubiese salido otra persona herida porque fue dentro de un apartamento, eso es lo que no nos explicamos. Ellos se entregaron y no los escucharon, la orden fue matarlos”, expone Yajaira Duque, madre de Edinsson Mijares.

A Yajaira Duque se enteró de la muerte de su hijo porque recibió una llamada el 14 de mayo a la 1:00 pm para notificarla. Cuando fue a retirar el cuerpo de su hijo comprobó que fue sometido a violencia policial: Edinsson tenía dos tiros en la cara y uno en la cabeza que le fracturó el cráneo.

“A mi hijo le dieron golpes, dos tiros en la cara y un tiro en la cabeza. Tenía golpes en el cuerpo, marcas como si le pusieron el pie en el cuello, el labio partido, me imagino le dieron una patada”, detalló.

Yajaira Duque asegura que su hijo no usaba armas y sostiene que si en el lugar encontraron algunas fueron sembradas por los funcionarios del Cicpc.

Por su parte, Elianny Marín, hermana de Luis Alfredo García Marín, también denuncia que lo ocurrido en ese lugar fue abuso de poder, pues se interrogan como si hubo un enfrentamiento ninguno de los otros resultó herido.

“Se metieron varios funcionarios sin una orden de allanamiento al apartamento, sin medir palabras los mataron, les sembraron armamento, los metieron en un cuarto y ellos le pidieron perdón a Dios y con todo y eso los golpearon y los mataron”, relató Elianny.

Luis Alfredo García Marín recibió dos impactos de bala, uno en el tórax y otro en la cabeza, cerca de la sien. Su hermana asegura que también tenía golpes en el cuerpo.

Los familiares de Marín y de Mijares Duque se preguntan por qué ambos no fueron detenidos como los demás presentes en el apartamento. Los demás permanecen recluidos en la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de San Félix.

Ambas familias exigen que se haga justicia tras el asesinato de sus parientes. “Lo que pedimos es justicia. ¿Cómo van a entrar ellos a un hogar sin una orden, sin saber si hay niños o personas enfermas, a matar personas? Eso no está escrito en ninguna ley (…). No importa el delito que hayan cometido, ellos no tenían por qué ejecutarlos de esa manera”, sostiene Elliany Marín.

Dijeron que introducirán una demanda formal. También denuncian que los funcionarios del Cicpc se llevaron el carro en el que habían viajada Edinsson y Luis Alfredo a Puerto Ordaz, que pertenece a la madre de la hija de Edinsson. De acuerdo con la policía, el vehículo está solicitado; pero se desconoce su paradero.

El comisario del Cicpc Douglas Rico se refirió a este caso y había detallado que Edinsson Mijares, supuestamente conocido con el alias de «El Duque» tenía amplio prontuario policial. La madre del joven dijo que había sido detenido tres años atrás, pero por la pandemia el caso no se había podido solucionar su situación legal; no obstante, desmiente que haya pertenecido a una banda delincuencial.

Sin embargo, Rico no se refirió al asesinato de Luis Alfredo García Marín. Agregó, en su programa de radio, que tanto el fallecido como los detenidos se hacían pasar por falsos funcionarios, “usando indumentaria alusiva a cuerpos de seguridad, entraban a las residencias, sometían a las víctimas y procedían a despojarlas de sus bienes”.

Identificó a los detenidos como Carlos Florencio Guevara Ramírez (33), Alejandro Antonio Mendoza Salazar (32), Ingrid del Valle Araque Chaustre (30), Selena Carolina Padrino (25) y Norkarlys Sarais Rodríguez Salazar (38).

A pesar de que ambas familiares admiten temer por las represalias del organismo policial, dicen que continuarán buscando justicia.

El año pasado el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) fue el segundo cuerpo policial más letal del país con 593 casos, lo que equivale al 17,52% del total de las más de 2.800 ejecuciones que ocurrieron en 2020.