Murió por varios tiros en Trinidad y Tobago mientras retornaba a Venezuela

El venezolano abatido a tiros en una zona boscosa de Moruga, Trinidad y Tobago, ha sido identificado como Jesús Alexander Álvarez.

El hombre de 35 años, también conocido como “El Chino”, recibió un disparo en la nuca en una emboscada el martes.

Álvarez era originario de Tucupita en el estado Delta Amacuro.

Newsday se enteró de que él y otros venezolanos estaban esperando un bote cerca de una playa en La Lune Village para hacer un viaje ilegal a su tierra natal.

Mientras esperaban, un grupo de hombres, que se cree que eran aldeanos, los atacó y les robó sus pertenencias.

Hubo una lucha y Álvarez recibió un disparo. Nadie más resultó herido.

Los asesinos huyeron con el botín.

La policía de Moruga y la Oficina de Homicidios de la Región III visitaron el lugar. Nadie ha sido arrestado y las investigaciones están en curso.

Debido a la pandemia, las fronteras de Trinidad y Tobago han estado cerradas desde el año pasado para controlar la propagación de covid19.

Durante los últimos años, muchos venezolanos han realizado viajes ilegales a Trinidad y Tobago en busca de una vida mejor.

Sin embargo, últimamente, muchos venezolanos han decidido que quieren regresar a casa debido a las estrictas restricciones por la pandemia del Covid-19 de Trinidad y Tobago, que han dejado a muchas personas desempleadas.