Los anticuerpos de síntesis Covid-19 pueden ser útiles en pacientes hospitalizados en estado grave

Los anticuerpos de síntesis de Regeneron, utilizados hasta ahora en la fase precoz del covid-19, pueden también tener interés para ciertos tipos de pacientes hospitalizados en estado grave, según el ensayo clínico británico Recovery.

Este tratamiento “reduce el riesgo de mortalidad cuando se da a pacientes hospitalizados con una forma grave de covid y cuyo organismo no ha desarrollado naturalmente sus propios anticuerpos” aseguran los responsables de este ensayo, en un comunicado.

Puede tratarse de personas cuyo sistema inmunitario está debilitado, por otras enfermedades o por tratamientos por ejemplo tras un trasplante).

Se dice que son “inmunodeprimidas”, es decir su organismo no produce suficientes anticuerpos para defenderse tras una infección por covid o tras una vacuna.

“Es la primera vez que un tratamiento antiviral muestra que puede salvar vidas entre los enfermos de covid-19 hospitalizados” se congratuló uno de los responsables de Recovery, Martin Landray, de la universidad de Oxford.

Llamado REGN-COV2, este tratamiento combina dos anticuerpos de síntesis (o “anticuerpos monoclonales”), el casirivimab y el imdevimab, que atacan a un parte precisa del virus. Fue desarrollado por la sociedad estadounidense Regeneron, asociada con el laboratorio Roche.